Venden una casa con el cuerpo del dueño enterrado en el patio – “Era su último deseo”

En muchos países del mundo no es ilegal tener un cuerpo enterrado en casa, especialmente si es de acuerdo con la última voluntad del difunto. Hay muchas personas cuyo último deseo antes de partir es que su cuerpo descanse en la casa donde nacieron y que representa el arca de oro donde guardan sus recuerdos más preciados.

En los días recientes, llamó la atención la venta de una casa algunos y ponen la piel de gallina a otros. Resulta que la propiedad se subasta por £ 125,000 (equivalente a aproximadamente 173 mil dólares estadounidenses). Un precio ridículo, pero que esconde un misterio: es el lugar de descanso de su antiguo dueño ya fallecido.

La oferta publicada en un perfil de ventas en la ciudad de Leeds, Inglaterra, reveló que la familia del dueño anterior accedió a la solicitud de que su cuerpo sea devuelto a la Madre Tierra enterrado. En el patio trasero.

“El último deseo del expropietario se ha cumplido”, dijeron sobre la inmobiliaria.

La casa tiene tres camas disponibles, estufa de leña, placas solares y ese jardín tan característico e inusual. El último lugar de descanso de ese hombre que murió, sin poder o sin querer dejar el lugar donde pasó toda su vida.

Los negociadores inmobiliarios les dijeron a los compradores potenciales que, parte de ese jardín es intocable, ya que fue arrendado a las autoridades pertenecientes al Ayuntamiento de Leeds.

Tenga en cuenta que esta propiedad está siendo vendida por miembros de la familia como parte de la propiedad de un familiar. Fue el último deseo del difunto, ser enterrado en el jardín donde nació, corrió, jugó, perteneciente a la casa que lo vio nacer, donde también murió ”, dijeron en la publicación.

además se puede disfrutar a la entrada de la mansión un amplio living con puertas corredizas que dan directamente al invernadero, una cocina en pino puro, además del comedor del mismo material, tres amplios dormitorios, un living y un baño, decorado con colores neutral.

Fuera de la residencia ubicada en Middleton, aproximadamente a 6,5 ​​km del centro de la ciudad de Leeds, hay un garaje compartido y un aparcamiento enfrente.

El jardín está en la parte trasera, decorado con casetas de madera.

Cumplir la última voluntad de un fallecido es un acto de respeto póstumo, de aprecio por su memoria. Nos ayuda a cerrar ciclos y celebrar a quienes han estado con nosotros en la vida, especialmente a familiares y amigos cercanos.

Con suerte, esta casa pronto encontrará un comprador que se atreva a vivir con un cuerpo enterrado en el jardín de su casa.

Este anuncio de venta dio mucho de qué hablar debido a las características inusuales de la propiedad.

Comparte esta historia con tus seres queridos y abrázalos con fuerza siempre que puedas, ¿sabes por qué? Porque después no se volverán a ver, y luego no habrá más tarde.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: