Un humilde anciano llora desconsolado tras ser acusado injustamente de robar flores

Nadie debe acusar a una persona de una transgresión sin contar con la evidencia que demuestre la responsabilidad del presunto culpable, especialmente cuando se trata de alguien con edad avanzada, ya que es mucho más vulnerable y tiende a actuar sin malicia.

Desafortunadamente, para el humilde anciano Gabriel Vieira da Cruz, que vive en Alumínio, Brasil, su afición y amor por la jardinería le dieron momentos extremadamente amargos. Su historia se volvió viral y tocó los corazones de miles de usuarios de Internet en todo el mundo.

Según Bianca Rodrigues, nieta de Gabriel, el hombre de 79 años Le encanta salir por las mañanas a pasear por las calles de su barrio. Hasta que un día, que parecía ser el mismo que los demás, Pasó un establecimiento que tenía la puerta del garaje abierta y había varios ramos de flores.

El Sr. Gabriel ama las flores de todo tipo.

Sin pensar en las repercusiones que él creía ser una acción inocente, Gabriel entró en el garaje y recogió uno de los rizos. para poder plantar en casa.

“Simplemente recogió una planta y volvió a casa, en silencio ”, recuerda Bianca.

Fue ese mismo día que la pareja dueña del establecimiento acudió a la casa del señor Gabriel, de la peor manera, para señalarlo y afirmar que había acudido a su propiedad con la intención de cometer un acto injusto.

Inmediatamente, el pánico se apoderó Gabriel, temía ser privado de su libertad por cometer un delito, pero por dentro sabía que había tomado la planta inocentemente, sin querer hacer daño.

Rompió su corazón

“Dijeron que había robado la tienda, que había ido allí con esa intención. En ese momento, mi abuelo se puso a llorar, estaba desesperado, porque pensó que había cometido un delito y lo iban a atrapar. Pero no tuvo intenciones maliciosas, Solo quería una planta ”, dijo la nieta.

Para arreglar la situación el anciano se ofreció a pagar por la planta que había tomado, a un costo de $ 4, pero la pareja afectada se negó porque creían que no tenían suficiente dinero.

Incapaz de llegar a un acuerdo con sus acusadores, Gabriel se enfermó y tuvo que ser trasladado de urgencia a un hospital. Fue a partir de ahí que la nieta contó la historia de todo lo que había pasado en las redes sociales.

Miles de personas se indignaron por el doloroso momento en que pusieron al Sr. Gabriel entonces decidieron llenarlo de regalos: muchos ramos de flores que tanto amas. Al principio no entendió lo que estaba pasando, pero su familia explicó que eran expresiones de cariño de todas las personas que conocían su historia.

“A veces nos enojamos por las cosas que nos suceden, pero Dios siempre encuentra la manera de demostrarlo hay buena gente y ese amor siempre tiene un espacio. En este caso, el amor vino con las flores ”, concluyó la nieta del anciano.

Así fue como el dolorido corazón de Gabriel encontró consuelo en las afectuosas demostraciones de las personas que nos muestran que todavía hay empatía en el mundo.

Sonrió de nuevo

Comparte esta emocionante historia con todos tus amigos y recuerda la importancia de escuchar a las personas antes de señalarlas.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: