Un camarero empieza a llorar cuando devuelve el sobre de 1.200 euros que encontró en la barra

Yuri Darlan, es un camarero de Brasil que lo dejó muy claro que es un hombre con principios y una calidad humana digna de admiración.

Como el mundo está en crisis hoy y con una sociedad en la que se han perdido valores, es maravilloso encontrar historias como esta.

Todo era normal en el bar donde trabaja Yuri, con mucha gente en el lugar como de costumbre, cuando a este mesero se le presentó la oportunidad de su vida después de encontrar un paquete misterioso en el piso.

El cliente dejó caer el sobre tan pronto como se levantó entre la multitud en el bar. Yuri, sin saber exactamente quién era, tomó el paquete y notó su contenido. fue una suma de no menos de $ 1,500 en efectivo.

“En ese momento, vi a un hombre levantarse para ir al baño y así que encontré mucho dinero en el suelo. No estaba seguro de que fuera suyo ”, dijo Yuri.

Este camarero Estaba decidido a devolver el dineroTenía muy claro que no era suyo. Tuvo la idea de hablar con Carlos Almeida, su jefe, para encontrar la forma de identificar quién había perdido el dinero.

Y es entonces cuando revisaron los archivos en la cámara de seguridad. Después de ver las imágenes, era la persona que sospechaba Yuri y ahora sería mucho más fácil devolver el paquete.

“No se podía ver en la cámara cuando caía el dinero, sino en el movimiento de la persona. Con la confirmación del cliente y un conocido que estaba en la misma mesa, localizamos al dueño del dineroCarlos explicó.

Finalmente, Yuri se encargó de devolver personalmente el paquete. al cliente, que se mostró muy sorprendido y agradecido por su actitud, aunque quiso permanecer en el anonimato.

Yuri recibió no solo el reconocimiento del cliente, sino también de sus compañeros de trabajo, quienes organizaron un homenaje para reconocer su honestidad y el compromiso con los clientes a través de una hermosa fiesta con tarta, bebidas y mucha camaradería.

“Hago esto en cualquier lugar y en cualquier situación. No es mio, tengo que volver mi mamá me enseñó desde la infancia ”, agregó Yuri.

Yuri estaba muy emocionado, no pudo contener algunas lágrimas al ver el gesto que le hacían sus compañeros.

Este joven trabajador asegura que haber devuelto el dinero nunca fue algo extraordinario porque la honestidad es un valor que no es negociable para él. Comparte tu historia.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: