«Siempre juntos» – 2 hermanos mueren mientras uno intenta salvar a su gemelo

Perder un hijo es un dolor agudo en el corazón de cualquier madre, pero es aún peor cuando la pérdida es doble y en condiciones verdaderamente infelices. Esta es la triste situación que enfrenta la madre de algunos Gemelos de 21 años que perdieron la vida a principios de este año después de que uno trató de salvar al otro hermano.

Se trata de gente joven Diego y diogo lima que estaban en compañía de dos amigos más el martes 5 de enero, cuando dejaron este mundo.

Los chicos fueron a la playa Arpoador, en la Zona Sur de Río de Janeiro, disfrutar de los días de vacaciones y divertirse, sin imaginar que juntos se encontrarían con la muerte.

Según testigos, Diogo fue el primero en entrar al agua y enfrentarse al mar embravecido. En ese momento, su hermano Diego acudió a su rescate, pero la marea los llevó al fondo y no pudieron salvarse.

Los chicos fueron rescatados por bomberos del cuartel de Copacabana, que trató de revivirlos, pero ya era demasiado tarde. Esta pérdida fue un golpe para toda la familia y para todos sus amigos y parientes.

Estos hermanos tenían toda una vida por delante.

Los gemelos compartían no solo rasgos físicos, sino también pasión por el fútbol. Diego y Diogo eran fanáticos del Flamengo.

Como muchos niños de su edad, los hermanos disfrutaron del hermoso juego.

De hecho, en medio del dolor de irse, Guilherme Medeiros quien era amigo de la infancia de los gemelos, decidió hacer una solicitud pública al auto deportivo.

El joven propuso que los hermanos sean honrados con un minuto de silencio en el partido contra Fluminense por el Campeonato brasilero. Se viralizó el pedido de Guilhermo, así como otras dedicatorias que tocaron el corazón de todos en las redes.

Uno de los maestros de los hermanos Lima Compartió unas palabras que tocaron la cuerda con quienes las conocían.

“Diogo y Diego son la mayor prueba de amor, celo y lealtad entre hermanos que he tenido el privilegio de conocer en esta vida. Y estoy seguro de que vivieron juntos y se fueron juntos porque ese era su lema. Siempre juntos. Dejaron un hermoso, hermoso, hermoso legado para todos nosotros. Siempre estuvieron dispuestos a ayudar a todos. y no había nadie a quien no le gustaran ”, escribió la profesora Janaina Goulart.

La partida de estos jóvenes dejó un profundo dolor en el corazón de quienes los conocieron, pero sin duda su ejemplo de lealtad logró penetrar en la vida de más de una persona.

Diego no lo pensó dos veces y saltó al agua para salvar a su hermano, seguramente Diogo habría hecho lo mismo si no hubiera sucedido.

Que Dios dé a estos jóvenes la gloria que se merecen, porque en la tierra ya han dejado un gran legado de fraternidad, comparte esta noticia y eleva una oración por el resto de estos hermanos.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: