Si lo que quieres es ver tu casa hermosa y con aroma natural esto es para ti, cuidado y cultivo de las hortensias azules

Las hortensias azules o Hydrangea macrophylla azules son flores ideales para decorar el jardín o el interior de la casa y en cualquier época del año. El color profundo de sus pétalos no sólo transmite una sensación de paz difícil de describir, sino que su aroma también puede crear una atmósfera muy agradable.

Incluso en medio del estilo más austero, el característico color azul de las hortensias puede llenar el ambiente de vitalidad gracias a su vivacidad y energía, le explicamos cómo cultivar y cuidar las hortensias azules, para que las pueda disfrutar en todo su esplendor.

Cuidado de las hortensias azules – consejos básicos

Las hortensias azules son flores delicadas que hay que cuidar con cuidado. No es recomendable que usted tenga su planta en un clima extremo o con calor excesivo o demasiado frío, ya que esto puede marchitar las flores antes de tiempo e incluso causar la muerte de la planta.

Tampoco es bueno plantar la hortensia en un suelo con poco drenaje, porque el exceso de humedad puede descomponer las raíces de la planta, facilitando la formación de hongos y plagas que inhiben su crecimiento, e incluso pueden matar la planta. Por lo tanto, asegúrese de que tenga un buen drenaje.

También es una planta que necesita mucha agua, y se recomienda que crezca en un ambiente húmedo, pero sin exceso.

Hortensias azules o Hydrangea macrophylla: suelo y ubicación

La hortensia macrophylla necesita suelos porosos, húmedos y ricos en nutrientes. Si no tienes este tipo de tierra en tu maceta o jardín, puedes adaptarlos añadiendo compost si son pobres en nutrientes, o aluminio, azufre o sulfato de amonio si su pH es muy alto.

Para medir la acidez o alcalinidad del suelo, puede enviar una muestra a un vivero o utilizar un kit de medición. También se puede aplicar un poco de vinagre de vino blanco al suelo; si burbujea en contacto con el suelo, la acidez es alta; y a la inversa, si no pasa nada, entonces tiene un pH neutro y dará flores azules.

Las alternativas a la adición de fertilizantes químicos son los métodos orgánicos como el aserrín, los posos de café, la turba de musgo, las hojas de roble o el fertilizante de coníferas, ya sea a partir de agujas o de corteza, que tienen un efecto gradual. Por otro lado, nunca agregue harina de hueso como fertilizante.

Aluminio en el suelo para hortensias azules

La acidez medida por el pH determina la pigmentación de los pétalos, por lo que manipularla es la clave para obtener el color que buscamos. Las flores azules se encuentran en suelos ricos en aluminio, con un pH inferior a 5,5. Con un pH de 5,6 a 6,5, los arbustos presentan un intenso color púrpura, y los suelos con mayor acidez producen hortensias rosadas.

Para reducir la alcalinidad del suelo y mantener el azul de las hortensias, se coloca azufre a una distancia de 10 a 15 cm de los tallos. La cantidad depende del tipo de suelo y del pH que desee ajustar. A una parcela de 3×5 m se añaden 350 g para reducir el pH en una unidad, mientras que si es arenosa o limosa-arenosa se añaden menos de 115 g para la misma extensión y el mismo resultado.

Tenga en cuenta que el sulfato de aluminio no debe verterse directamente sobre la raíz. El riego disuelto en agua estimula el crecimiento de plantas maduras.

Por lo tanto, si usted se pregunta cómo mantener el color azul de las hortensias, ahora sabe que es el uso de este producto en el agua en la dosis correcta y la frecuencia que lo hace posible.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: