El exceso de peso no solo influye en la parte estética, sino que también afecta la salud general, lo que dificulta la realización de actividades básicas, por lo que la calidad de vida disminuye considerablemente. Sin embargo, hay algunas opciones que son realmente efectivas cuando se trata de perder peso y lograr el cuerpo soñado, siempre que seamos disciplinados.

Entre ellos está el entrenamiento cardiovascular, que se agrega a un tipo de dieta equilibrada. Además de limitar el consumo de productos artificiales y la famosa “comida chatarra”, presenta resultados favorables para mantener un peso saludable. Entonces, en el artículo de hoy, hablaremos sobre los beneficios obtenidos al hacer ejercicios cardiovasculares.

¿Qué es el entrenamiento cardiovascular?

Es un tipo de ejercicio en el que los grandes grupos musculares se mueven de manera rítmica y repetitiva, donde la resistencia juega un papel importante. Le permite quemar calorías, fortalecer sus músculos y ayudar a mejorar la función cardíaca y pulmonar. Se recomienda practicarlo de 3 a 5 días a la semana, con una duración de 30 minutos, descansando en días alternos.

Existen varios tipos de ejercicios, dependiendo del nivel de intensidad, pero lo ideal es combinar alta intensidad con baja intensidad para obtener mejores resultados. Por ejemplo, el entrenamiento HIIT, que se basa en alternar períodos cortos de tiempo con mayor esfuerzo, con períodos más largos y esfuerzo moderado. En relación con el entrenamiento LISS, consiste en realizar ejercicios aeróbicos de baja intensidad, en los que la frecuencia cardíaca se mantiene estable durante el desarrollo de la actividad.

Cómo te ayuda zumba a perder peso

Zumba es una disciplina creada por un colombiano en los años 80. En la cual el cuerpo trabaja para mantenerte saludable a través de pasos de baile con ritmos latinoamericanos combinados con rutinas aeróbicas, logrando perder hasta 300 calorías. Además de ser apto para todos los públicos, ya que existen diferentes modalidades, según la edad.

Se considera que lo ayuda a perder peso, gracias a la intensidad de los movimientos realizados en poco tiempo, por lo que requiere mucha energía para realizar la actividad. Mediante una combinación de intervalos y resistencia, el consumo de calorías aumenta durante la tonificación. Donde está involucrado todo el cuerpo, ya que se trabajan las piernas, la cintura, las nalgas, los brazos e incluso los abdominales.

Razones para incluir rutinas de baile en los ejercicios diarios.

Bailar tiene grandes beneficios para el cuerpo, lo que lo hace esencial al crear una rutina de entrenamiento. Como es una forma alegre de estar en forma, sin notarlo prácticamente, la intensidad con la que se realizan los pasos le permite mover todo su cuerpo. En consecuencia, estas son las razones más importantes por las que bailar es una buena opción:

  • Ayuda a mejorar la salud cardiovascular: El desarrollo de este tipo de actividad aumenta la presión arterial y el trabajo del corazón, por lo que la sangre se irriga adecuadamente. Además de eliminar las toxinas que se encuentran en el torrente sanguíneo.
  • Mejora la postura: También fortalece los huesos, los músculos y gana una mayor flexibilidad.
  • Influye en el estado de ánimo: La inclusión de este tipo de actividad ofrece variedad a la rutina, genera interés al disfrutar de la melodía durante el ejercicio. Sin lugar a dudas, mejora el estado de ánimo, ya que la mente y el cuerpo se centran en esta actividad. Despejar la mente de situaciones problemáticas.
  • Es un tipo de actividad muy completa: Dado que los movimientos aeróbicos, la fuerza y ​​el estiramiento están involucrados. Aumento de la fuerza muscular y la capacidad de resistencia.