Reto de fitness de 10 días para tonificar tus glúteos con la cuerda

Saltar a la comba es un ejercicio muy completo y sencillo que puedes hacer en cualquier lugar, ya sea en el gimnasio, en el parque, en casa, en cualquier lugar, solo necesitarás tu cuerda y un buen par de zapatillas, nada más. A medida que comiences a adaptarte a este ejercicio, notarás cambios en tu cuerpo y en tu condición física, ya que saltar te ayudará a quemar calorías, tonificar tu cuerpo, ser más rápido, aumentar tu masa muscular y mejorar tu condición aeróbica.

Y precisamente en cuanto a tonificar determinadas zonas del cuerpo, algunos de los músculos que verás que se van fortaleciendo serán los de los glúteos, por eso queremos invitarte a hacer un desafío fitness que dura solo 10 días y que te ayudará a tonificar tus glúteos simplemente saltan la cuerda a diario.

Recuerda que el objetivo de este desafío es que comiences a ver resultados en tus glúteos a partir del décimo día de saltar la comba, por lo que debes ser coherente con tu rutina y hacerlo todos los días, sin falta y sin excusas. Además, recuerda que para empezar puedes hacer 5 minutos, lo mínimo que puedes exigir a tu cuerpo y luego ir aumentando para que al segundo día no hagas 5, sino 20 y así irás progresando hasta completar 30 minutos de salto.

Bienvenido al desafío

Ejercicio 1

Cogerás la cuerda y harás saltos sencillos, en los que levantarás los talones hacia atrás para que estén lo más cerca posible de los glúteos. A partir de estos saltos harás 50 repeticiones, claro que si lo necesitas puedes hacer descansos, pero trata de hacerlos lo menos posible y tener un máximo de 30 segundos cada uno.

Ejercicio 2

El segundo ejercicio de la rutina es abrazar y cerrar las piernas con cada salto que das, es decir, un salto para abrir y otro para cerrar las piernas. De esta forma contarás hasta 50 saltos y cuando vayas a descansar lo harás durante 20 segundos. Recuerda también que la idea es que a medida que pasan los días, hay menos descansos que debes tomar.

Ejercicio 3

Los saltos que corresponden al tercer ejercicio son levantar las rodillas lo más cerca posible del pecho. Por cada pierna harás 25 repeticiones, es decir, 50 saltos con un descanso máximo de 20 segundos. Trate de resistir tanto como pueda para evitar descansar y calentar su cuerpo.

Ejercicio 4

Como se espera que la complejidad aumente, esos últimos saltos pueden ser los más difíciles porque necesitas fuerza y ​​resistencia. Saltarás apoyando solo una pierna, la otra estará retraída. Harás 50 saltos con 10 segundos de descanso y cuando termines cambia tus piernas haciendo lo mismo.

Ejercicio 5

Si lograste llegar al quinto y último ejercicio seguro es porque aún puedes hacer mucho más, por eso ahora te recomendamos hacer saltos dobles, para que con cada levantamiento de piernas puedas hacer dos giros consecutivos con la cuerda.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: