Recaudan dinero para regalar a un hombre humilde que lleva 31 años entregando pizza para un coche nuevo

Como dice el refrán popular “en la unidad hay fuerza”, cuando varias personas unen sus fuerzas por una causa los resultados son extraordinarios. Así lo demostraron los clientes de un repartidor de pizzas que formaron un gran equipo para ofrecerle una sorpresa que le cambió la vida.

Robert Peters es un repartidor que trabaja para un restaurante de la conocida cadena Pizza Hut en la ciudad de Tipton, Indiana, Estados Unidos.

Hace exactamente 31 años, Robert ha estado haciendo su trabajo en un automóvil viejo, y sus clientes se complacen en darle la bienvenida, porque independientemente del clima, ya sea de día o de noche, el siempre mantiene una sonrisa en tu cara.

Uno de sus clientes de toda la vida, Tanner Langley, decidió organizar una recaudación de fondos, sin que Robert lo supiera, comprarte un auto de 0 km y así tener la oportunidad de disfrutar de la comodidad que te mereces.

Su iniciativa fue apoyada por quienes conocen y admiran a Robert, logró recaudar más de $ 19,000 A través de GoFundMe, con quien compró un automóvil nuevo, pagó las tarifas, los impuestos, el seguro e incluso llenó el tanque.

Tanner dijo que los clientes de Robert admiran su trabajo. “Es capaz de conducir 7 u 8 kilómetros en una tormenta de nieve solo para generar 15 centavos de cambio, y cuando le preguntas por qué lo hace, responde que no quiere que la gente piense que se quedó con el cambio como propina“, Dijo.

Los funcionarios de Pizza Hut dijeron que Robert es uno de sus mensajeros con más años de servicio a pesar de que no tiene un gran salario.

Parientes de Robert a menudo le preguntaban por qué no estaba buscando otro trabajo y él respondió que le encanta hacer felices a los demás.

“Es mi propósito en la vida: intentar hacer feliz a la gente. A veces, cuando le haces una entrega a alguien puedes ser la única cara que ven durante todo el día ”, dijo Robert.

Cuando Robert recibió su nuevo auto quedó perplejo, estaba muy agradecido por el gesto de sus clientes y de quienes Simpatizaron con él, queriendo devolverle la vocación de servicio.

“No puedo creerlo, es casi como si fuera surrealista. Esto realmente Me hace sentir muy, muy bien por dentro “dijo Robert.

El repartidor dejará de trabajar en su viejo coche Oldsmobile 1993. Sus clientes le obsequiaron un Chevy Malibu rojo brillante, 0 km, con todo pagado.

Desde que Tanner difundió el hecho en su perfil de Facebook, ha generado miles de reacciones.

Si hay algo en lo que todos están de acuerdo es en que Robert se merece ese “consejo” y mucho más por ofrecerles su cariño, su sonrisa y calidez durante tantos años. Comparte este conmovedor gesto de solidaridad.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: