¿Quién no debería consumir ajo?

El ajo es un alimento fundamental en cualquier cocina, es muy útil para condimentar y condimentar diversas preparaciones, tiene una lista de vitaminas y minerales que se convierten en nutrientes importantes para el organismo, por lo que también se usa en batidos, cremas o infusiones que funcionan. como remedios caseros para la medicina alternativa. Además, sus propiedades también hacen del ajo un ingrediente que no puede faltar en las mascarillas con fines estéticos, especialmente para el cabello y las uñas, ya que ayudan a estimular su crecimiento.

La lista de formas en que podemos aprovechar los múltiples beneficios del ajo es inmensa. Sin embargo, es un alimento que también tiene ciertas contraindicaciones, ya que tiende a provocar síntomas secundarios en algunas personas concretas. Así que hablemos de los casos en los que el ajo puede ser contraproducente.

¿Cuáles son los efectos secundarios del ajo?

Es importante aclarar que los efectos secundarios del ajo se producen cuando se lo come en exceso, porque para más beneficios puede tener, cuando se excede puede doler. Por otro lado, estas contraindicaciones afectan a unas personas más que a otras, a una persona con una enfermedad u otra afección.

El consumo excesivo de ajo puede provocar ardor de estómago, náuseas, vómitos, diarrea, irritación, flatulencia, dolor de cabeza, alergia, quemaduras en la boca, sudoración excesiva o sangrado, que puede ser nasal o gingival.

¿Quién debería moderar su consumo?

1- Mujeres embarazada: Las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben evitar aumentar este alimento durante este período. Es decir, pueden seguir como de costumbre, pero sin exagerar.

2-Tratamiento médico: Si estás bajo tratamiento médico, lo mejor es evitar el consumo de ajo, ya que puede interactuar con los medicamentos que te pueden recetar.

3-Problemas de estómago: Las personas con estómago sensible, que padecen gastritis, reflujo, úlceras, estreñimiento o diarrea, deben evitar consumir ajo en la mayor medida posible.

4-función hepática: Aquellos que padecen algún trastorno de la función hepática también están en la lista, ya que el ajo puede aumentar la toxicidad hepática.

5-Diabetes: Si tiene diabetes y está tomando medicamentos, es mejor limitar su consumo de ajo, ya que hará que sus niveles de glucosa en sangre bajen mucho.

6-Hipertensión: Las personas con hipertensión o presión arterial baja también deben evitar el exceso de ajo, ya que su consumo puede hacer que el nivel de presión caiga a un rango mucho más bajo de lo normal.

7-Coagulación de la sangre: El consumo excesivo de ajo y sobre todo si está crudo puede tener efectos anticoagulantes, por lo que si padeces algún problema relacionado con la coagulación de la sangre, es probable que aumente el riesgo de sangrado.

8-tiroides: Si padece algún problema relacionado con la tiroides y además está medicado, también se recomienda evitar el consumo excesivo de ajo, ya que puede interferir con la regulación de las hormonas tiroideas y la captación de yodo.

9-Antes de la cirugía: Si el dia de tu cir

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: