Los profiteroles rellenos de nata, también llamados petisús, son unas pequeñas tartas de origen francés que se elaboran con pasta choux y que aunque en esta ocasión las rellenamos con nata montada, también se pueden hacer con nata pastelera, nata de chocolate, relleno de nata. de trufas o turrones, nata montada o ganache de diferentes sabores, sin olvidar los sabrosos rellenos, ya que son perfectos para hacer canapés.

Seguro que todos conocéis la masa choux, pero si os confunden tenéis que saber que es una pastelería muy versátil, con ella, además de hacer profiteroles rellenos, leonas o canutillos, podemos hacer rosquillas de San froilán, almojabenas, tortas de bacalao dulces o saladas, verduras, gambas, tortas, coronas rellenas de diferentes cremas e infinitas posibilidades, todo muy sencillo, pero con grandes resultados.

Estos Profiteroles rellenos de crema con salsa de chocolate están hechos para servir de inmediato, pero si quieres prepararlos con anticipación y guardarlos en la nevera hasta la hora de servir, te recomiendo que eches un vistazo al post donde explico cómo conseguir uno crema más firme, donde se pueden ver algunos trucos para estabilizar la crema y hacer que dure más tiempo sin salirse.

Lo mismo ocurre con el sirope de chocolate, si no se va a consumir de inmediato, es recomendable calentarlo antes de servir el postre. Lo ideal es hacerlo al baño maría y lo justo para volver al estado líquido, cuidado con el microondas porque corres el riesgo de quemarte.

Ingredientes para 30-35 profiteroles

  • 150 g de harina de trigo
  • 100 g de mantequilla
  • 3 huevos talla M
  • 100ml de leche
  • 150ml de agua
  • 5 g de azúcar blanca
  • 2 g de sal
  • 160g de nata montada o nata montada (para salsa de chocolate)
  • 100g de chocolate con 80% de cacao (para salsa de chocolate)
  • 500ml de nata montada (para el relleno)
  • 125 g de azúcar blanca (para el relleno)

Cómo hacer Profiteroles rellenos de crema

  1. Para empezar a hacer profiteroles rellenos de nata, debemos empezar por la masa choux. Para ello ponemos en una sartén leche, agua, sal, azúcar y mantequilla. Calentar a fuego medio hasta que la mantequilla se derrita.
  2. Luego removimos para mezclar y agregamos la harina de una vez. Ahora removemos con una cuchara de madera para formar una bola.
  3. Cuando esto sucede, volvemos a poner el fuego a temperatura media y cocinamos la masa sin dejar de remover durante un minuto.
    Ahora retiramos la sartén del fuego y dejamos calentar la masa para que cuando llegue el momento de colocar los huevos no se cuajen. 10 minutos serán suficientes.
  4. Pasado este tiempo batimos ligeramente un huevo y lo añadimos a la masa, revolviendo constantemente hasta que se integre por completo. Al principio parece que se ha cortado la masa y el huevo no está integrado, pero solo es cuestión de paciencia y de revolver .. Tienes que ir agregando los huevos uno a uno y no agregar el siguiente hasta que hayas integrado del todo el que estamos trabajando . Repetimos la misma operación con los otros dos huevos.
  5. Ahora vamos a pasar la masa choux a una manga pastelera con o sin pico, también puedes usar un pico rizado como el que yo usé, esto es cuestión de gustos y solo influye visualmente en el resultado final.
  6. Forra la bandeja del horno con papel pergamino, para que no se mueva al colocar las porciones de masa, puedes colocar pequeñas porciones de masa choux en las esquinas y en el centro de la bandeja.
  7. Ahora, en el tablero forrado, vamos formando profiteroles de unos 3cm de diámetro. Es muy importante dejar un buen espacio de separación entre cada profiterol para que al cocinar no se peguen.
  8. Cuando tengamos todos los profiteroles en la bandeja, humedecemos un dedo y pasamos por la masa, presionando ligeramente para quitar el pico que se formó con la manga pastelera.
  9. Horneamos con el horno precalentado a 220ºC durante 10 minutos, pasado ese tiempo bajamos la temperatura a 180ºC y horneamos por otros 12 minutos o hasta que empiecen a dorar.
  10. Mientras se enfrían los profiteroles, ponemos la nata o nata ácida, cuando esté semiensamblada dejamos de batir, añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que la nata esté firme. Y pasamos a una manga pastelera con pico ondulado.
  11. Seguimos preparando la salsa de chocolate. Para esto ponemos la nata o la nata en una sartén y la llevamos a fuego lento, una vez que la nata esté caliente, agregamos el chocolate picado y removemos hasta que los ingredientes estén completamente integrados. Retirar del fuego y dejar de lado.
  12. Para rellenar los profiteroles hacemos un corte con tijeras.
  13. Y luego vamos a rellenar todos los profiteroles con nata montada.
  14. En el plato ponemos 4 profiteroles rellenos de crema por ración y terminamos con la salsa de chocolate caliente.

Y ahora podemos degustar deliciosos profiteroles rellenos de crema y acompañados de una deliciosa salsa de chocolate caliente. ¡Buen provecho!