Pierde la vida 5 años después del último intento de sus padres de extender su pronóstico

Mary Mitchell era una pequeña luchadora que cambió para siempre la vida de su familia y de todos aquellos que tuvieron la suerte de conocerla. Cuando tenía dos años, Mary todavía no había dicho su primera palabra.

Su madre, Sarah Stewart comenzó a sospechar que algo andaba mal Entonces decidió llevarla a un especialista para una serie de pruebas. El resultado dejó a toda la familia en estado de shock.

María sufría del síndrome de San Filippo, mejor conocido como Alzheimer infantil. Es una extraña condición genética que afectan profundamente el desarrollo de los niños. Primero, pierden la capacidad de hablar y comprender lo que escuchan.

Entonces ellos comienzan perder la capacidad de moverse y no pueden sobrevivir más allá de la adolescencia. En caso de que este diagnóstico no sea lo suficientemente aterrador, la pequeña Mary comenzó a mostrar síntomas mucho antes de lo esperado y su condición se estaba deteriorando rápidamente.

Parecía que no había esperanza, pero la familia se enteró de un ensayo clínico para niños con este síndrome que consistió en recibir terapia génica. Era lo único que podían hacer para ponerlos en contacto con la Clínica que les ofrecía el tratamiento.

La bella maria fue seleccionado y comenzó a mostrar resultados maravillosos con solo unas pocas semanas de terapia. Su familia no encajaba de alegría intercambiando las primeras palabras con la niña.

“Ella ha progresado y Dijo muchas palabras, oraciones completas. Pensamos que la terapia funcionó, pero el proceso se hizo cada vez más lento y todo se veía igual que al principio ”, explicó su madre, Sarah.

La condición de María se ha vuelto cada vez más delicada. Los médicos tenían muchas esperanzas sobre su caso, pero su mejoría se detuvo de repente. La familia entendió que no había mucho que hacer y decidió concentra tu energía en aprovechar al máximo tu tiempo con la hermosa chica.

Ella Me encantó escuchar la canción “Feliz Aniversário”, así que todos los domingos se juntaban para cantarlo y celebrar su vida.

“No pensamos que se curaría, pero esperábamos que el ensayo clínico ralentizara el progreso del síndrome. Estábamos dispuestos a hacer cualquier cosa para ayudarla ”, dijo su madre.

Los últimos seis meses de vida fueron muy difíciles para la familia Stewart. Su cuerpo se convirtió en una especie de caparazón y necesitaba toda la atención de sus médicos y familiares. Poco después de cumplir 5 años, María sintió un fuerte dolor en el estómago y perdió la vida horas después.

Los padres quieren compartir su historia para celebrar la valentía con la que la niña enfrentó toda su enfermedad y también para dar a conocer esta enfermedad infantil que pocos conocen.

¿Has oído hablar de este extraño síndrome? Súmate a tu voz y comparte esta noticia con un mensaje de solidaridad a los padres de la niña y a todas las familias que luchan por una situación similar.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: