La tarta de manzana con masa quebradiza es una de las recetas más básicas entre las muchas que existen. La variedad es muy amplia, ya que hay hojaldres hechos en la sartén, la tarta de manzana volteada, la tarta de tatin, la típica pay de manzana americana, etc … Pero la que os muestro hoy, además de ser muy fácil y rápido de hacer es muy sabroso La base es muy crujiente y la nata le da un toque delicioso, que contrasta perfectamente con el sabor de la manzana.

Para hacer esta tarta de manzana necesitaremos varias preparaciones, pero todas son muy sencillas y se hacen en unos minutos. Además de la masa quebrada, necesitaremos hacer una crema pastelera, que esta vez hice con una versión mucho más rápida y sencilla. Por supuesto, no podemos olvidar a la estrella indiscutible de este postre, la manzana.

Si este pastel está entre tus postres favoritos, hay algunas recetas que no te puedes perder. Sin duda una de ellas es la tarta de manzana en la sartén o la tarta de manzana inflada, una versión muy parecida a la que os muestro hoy, que además está riquísima.

Ingredientes

  • pasta hecha en casa
  • 1 huevo tamaño M (para crema pastelera)
  • 125ml de leche (para crema pastelera)
  • 60 g de azúcar (para crema pastelera)
  • 1/2 cucharada de vainilla (para crema pastelera)
  • 1 manzana Fuji
  • 15 g de mantequilla
  • 1/2 limón
  • mermelada de albaricoque

Cómo hacer tarta de manzana con masa quebrada

  1. Para empezar a hacer tarta de manzana con masa quebrada, prepara primero la masa casera. En el enlace te dejo la receta que detallaste todos los pasos del proceso.
  2. Una vez hecha la masa, engrasamos la forma que usamos para la tarta de manzana con un poco de aceite vegetal.
  3. Luego forramos el molde con la masa partida y pinchamos toda la base con un tenedor para que cuando llegue el momento de hornear no suba.
  4. Seguimos poniendo encima papel pergamino y cortamos para evitar que se queme durante la cocción.
  5. Ahora ponemos un poco de peso para que al hornear la masa no suba y tengamos una base de bizcocho perfecta. En mi caso suelo usar garbanzos que solo uso para este tipo de cosas.
  6. Hornea la masa de 15 a 20 minutos o hasta que esté crujiente. Es importante que no se dore demasiado, ya que la masa hay que volver al horno con el relleno.
  7. Lo sacamos del horno, sacamos las verduras, el papel pergamino y lo dejamos enfriar.
  8. Mientras tanto, hacemos la crema pastelera. Para ello ponemos en la sartén, leche, huevo, azúcar, maicena y vainilla. Revolvemos hasta integrar todos los ingredientes. En ese momento, ponemos la sartén al fuego y cocinamos a fuego medio hasta que espese la mezcla. Una vez hecho esto, reservamos.
  9. Pelamos las manzanas y les quitamos el corazón. Luego cortamos en rodajas finas y espolvoreamos con limón para evitar que se oxiden.
  10. Seguimos rellenando la base de la corteza quebrada con la crema pastelera y cubriendo la parte superior con la manzana en rodajas.
  11. Hornea nuevamente por 20 minutos o hasta que las manzanas estén tiernas.
  12. Sacamos del horno la tarta de manzana con la corteza quebrada y la dejamos enfriar sobre una rejilla.
  13. Para darle un toque de brillo, cepillamos toda la superficie del bizcocho con mermelada de albaricoque, aunque también puede ser de melocotón.