«No me arrepiento» – Dile adiós a la mujer en sus últimos momentos, aunque le costó la vida

En tiempos difíciles, no hay nada más importante que contar con el apoyo de nuestros seres queridos. Desafortunadamente, en tiempos de pandemia, esto a veces parece imposible.

Esta pareja perdió la vida por el coronavirus, pero se la dieron a todos los que los conocían una hermosa lección de amor incondicional.

La pareja vivía en la ciudad de Lakeland, Florida, Estados Unidos.

Sam Reck ha estado felizmente casado con su esposa JoAnn durante 30 años. En los últimos años, su salud se ha vuelto cada vez más delicada y han tomado la decisión de mudarse a un hogar de ancianos para recibir toda la ayuda que puedan. JoAnn desarrolló demencia senil y lo trasladaron a un área especial.

En el asilo de ancianos donde vivían, los llamaban Romeo y Julieta.

Eso no detuvo a Sam de la visitaría todas las mañanas con la mejor de las sonrisas y pasó todo el día ayudándola a recordar cualquier detalle que comenzara a deslizarse de su memoria. Cuando a JoAnn le diagnosticaron COVID-19, Los médicos advirtieron a Sam sobre el peligro de acercarse a ella..

JoAnn contrajo el coronavirus a los 86 años, mientras que Sam tenía 90.

Lo más probable es que no pudiera sobrevivir, pero Sam se negó a dejarla ir sin poder decirle adiós.. La insistencia de los médicos fue en vano y finalmente permitieron una última visita.

Le proporcionaron todo el equipo de protección y presenciaron una conmovedora despedida, todo el tiempo Sam tomó la mano de su amada esposa.

“JoAnn sufrió mucho. Sam estaba completamente devastada al verla así. No quería separarse de ella ”, explicó un familiar.

JoAnn perdió la vida el 12 de julio y solo unas semanas después, Sam fue diagnosticado con COVID-19. Scott Hooper, el hijo de JoAnn de su primer matrimonio, fue muy atento y se aseguró de brindarle toda la atención que necesitaba.

“Gracias Sam. Le diste mucho amor a toda nuestra familia ya mi mamá. Todos te queremos. Sé que ahora estás de vuelta con mi mamá y los dos están tocando música juntosScott se despidió.

Después de todo, Sam había sido como un segundo padre para él.. Scott le preguntó si lamentaba haber hecho esa última visita a JoAnn y La respuesta de Sam lo dejó llorando.

“No me arrepiento en absoluto. Me alegro de haber tenido la oportunidad de despedirme y toma tu mano de nuevo ”, dijo Sam días antes de perder la vida.

Sam y JoAnn compartieron décadas enteras de un matrimonio feliz y se negaron a separarse incluso de los momentos más difíciles. Acompañamos a los miembros de su familia en estos dolorosos y Esperamos que su recuerdo permanezca con ellos durante muchos años.

La historia de JoAnn y Sam dejó a muchos llorando. No te vayas sin compartir esta inspiradora historia.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: