madre de 98 años, se traslada a la residencia para continuar cuidando a su hijo de 80 años.

La familia es la cosa más importante en esta vida, siempre van a ser los únicos que nunca te fallan o dejan solos cuando usted tiene un problema, que siempre estará a tu lado asesoramiento y el apoyo no importa dónde usted está, es por eso que siempre es bueno mantenerse juntos a pesar de la distancia o el tiempo que duran sin mirarse el uno al otro.

Y de la familia, podemos rescatar lo más valioso de los seres: los padres, que siempre será la única gente que te amo por encima de todas las cosas y te apoyo en todo lo que hacemos, ellos siempre quieren lo mejor para usted, porque su amor es infinito, y por no mencionar el poderoso vínculo que existe entre una madre y su hijo, un fuerte vínculo imposible de romper sin importar el tiempo o la distancia.

La siguiente historia que ha ido viral prueba de lo anterior, Ada, una madre que va a cuidar a su hijo Tom Keataing de Liverpool, Inglaterra.

Ada es una de 98 años de edad de la mujer y su hijo Tom no tiene nada más y nada menos que 80 años de edad. Ella tuvo a su hijo cuando ella era muy joven y desde el momento en que sintió que él en su vientre, ella sintió un profundo amor por él, y desde entonces nunca se han separado, han vivido siempre juntos. Tom nunca se casó y no tuvo hijos.

Debido a Tom con la edad avanzada, hace un año tuvo que ser ingresado en un hogar de ancianos (Moss Vista de Cuidado de la Casa) en Liverpool. Desde que ella necesita más atención y cuidado de la edad, la Ada no podía darles como antes, porque ella comenzó a necesidad de la misma.

Después de un año…

Después de un año en el que Tom fue hospitalizado y un año de estar separados y lo extraño mucho, Ada la decisión de trasladarse a continuar con él, está claro que él no puede ordenar como antes de él, pero al menos él quiere que su empresa, por lo que decidió mudarse a la casa de reposo donde su hijo es.

Hoy en día esta madre y su hijo viven juntos de nuevo y al parecer tienen una buena relación, siempre están contentos y disfrutar de cada momento juntos. Tom Cometa que está feliz de ver a su madre junto a él, y mientras ella disfruta siguiente de su hijo lado el apoyo a él tanto como sea posible, como cualquier madre. Como si Tom eran todavía un niño, Ada va a su habitación cada noche para darle un beso en la frente y cada mañana para decir buenos días.

Ahora él es “más feliz“.

Desde que Ada se mudó con Tom, él está muy feliz de compartir sus últimos años con su madre, ella siempre intenta hacer lo mejor para su hijo.

Las más divertidas y las más tiernas cosa es que cuando Tom se porta mal o hace algo malo, se pone regañado por su madre a comportarse.

Es agradable ver a una madre e hijo comparten una vida hasta el final de sus días, y esta historia muestra que el vínculo entre madre e hijo es tan fuerte que nada puede romper.

Si usted cree que no hay nada más fuerte e indestructible que el vínculo entre la madre y hijo, compartir esta tierna historia con sus seres queridos.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: