El lomo de ajo es muy sencillo y rápido de preparar. Es una receta de carne perfecta para esos días en los que no tenemos mucho tiempo para cocinar y necesitamos algo rápido y lo disfrutará toda la familia. Con un simple acompañamiento como patatas fritas o puré de patatas, tenemos un plato muy completo.

El solomillo es uno de esos cortes que siempre gustan a niños y adultos, además es una carne muy versátil que permite multitud de preparaciones diferentes. Solo recuerda que es muy importante no cocinar demasiado la carne para que quede tierna y jugosa.

Para hacer este solomillo con salsa de ajo necesitamos pocos ingredientes, solo filete de solomillo de cerdo, un buen puñado de ajo, vino blanco, caldo y poco más. Como ves, son ingredientes muy baratos, con los que conseguiremos un resultado delicioso.

Ingredientes para 2 personas

  • 3 o 4 filetes de solomillo por persona
  • 1 cabeza de ajo
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 taza de caldo
  • 1/2 cucharada de maicena
  • Pimienta al gusto
  • Sal a gusto
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Cómo hacer lomo de ajo

  1. Para empezar con la receta de lomo de ajo, separa los dientes de ajo de la cabeza y haz un pequeño corte en el centro, teniendo cuidado de no partirlos por la mitad.
  2. Entonces pongamos una sartén a fuego alto y agreguemos aceite de oliva.
  3. Inmediatamente ponemos el ajo y lo removemos para que no se queme. En cuanto estén dorados, los sacamos y los reservamos en un plato.
  4. En el mismo aceite con el que sellamos la carne, haremos esto solo un minuto por cada lado, porque luego terminaremos de cocinarla en la salsa.
  5. Después de hacer los filetes, lo sacamos a un plato y lo reservamos.
  6. Seguiremos colocando los filetes en la sartén, junto con los ajos fritos y el vino blanco. Subimos el fuego y cocinamos hasta que el alcohol se evapore por completo, este proceso puede tardar de 3 a 4 minutos.
  7. Cuando esto suceda añadimos el caldo y cocinamos por aproximadamente 15 minutos o hasta que el caldo se reduzca y se convierta en una salsa ligera.
  8. En ese punto, bajamos el fuego y añadimos media cucharada de maicena disuelta en un poco de caldo frío.
  9. Luego cocinamos hasta que la salsa de nuestro solomillo con ajo esté un poco espesa. Y está listo para servir.

Si te gustó este solomillo al ajillo, no puedes dejar de probar mi receta de pollo al ajillo, otro clásico de la cocina tradicional española, muy sencilla que te encantará.