Las dietas vegetarianas tienen muchos más beneficios que otras dietas que nos ofrecen.

La dieta vegetariana es un tipo de dieta que se ha vuelto bastante común en los últimos años, en la que se excluyen los alimentos y materiales de origen animal. Se caracteriza por ser rico en verduras, frutas, cereales, semillas y en el consumo de soja con sus derivados, incluido el tofu, para satisfacer las necesidades nutricionales del cuerpo. Pero no se limita solo a eliminar ciertos alimentos, se considera un estilo de vida, ya sea por salud o por algún aspecto moral.

Tipos de dietas vegetarianas

Este estilo de alimentación no se limita a consumir lo anterior, ya que se divide en varios tipos, de acuerdo con los alimentos permitidos y las necesidades de cada persona; Por lo tanto, uno de sus grandes beneficios es la flexibilidad. Sin embargo, cuanto más exigente es la dieta, más difícil es encontrar alimentos para satisfacer las necesidades nutricionales. Entre los cuales encontramos:

  • Lacto Vegetariano: No se consumen carnes como carne de res, pollo, pescado, huevos y los productos derivados de ellos. Mientras que si puede incluir productos lácteos como leche, queso, yogur y mantequilla.
  • Huevo vegetariano: Se excluyen las carnes como carne, pollo, pescado y lácteos, pero se permiten los huevos.
  • Lacto-ovo vegetariano: Se excluyen las carnes, pero se permiten lácteos y huevos.
  • Pescetarian: Se excluyen la carne, los lácteos y los huevos, pero se permite el consumo de pescado.
  • Vegano: Excluyen todo tipo de carne, lácteos, huevos y cualquier producto que los contenga.
  • Semivegetarianos: Se basa en el consumo de frutas y verduras, pero en ocasiones y en porciones moderadas se consumen carnes, productos lácteos y huevos.

Beneficios de las dietas vegetarianas.

Al adoptar este estilo de alimentación, se pueden mejorar las condiciones de salud, siempre que se encuentren sustitutos adecuados para los nutrientes que se encuentran en la carne, los huevos y los productos lácteos. Entre los beneficios, podemos encontrar los siguientes:

  • Perder peso: Basar las comidas en alimentos ricos en nutrientes, como verduras, legumbres, nueces, coco, aguacate. Además de dejar de lado los productos no deseados, es posible reducir la acumulación de grasa y mantener un cuerpo sano.
  • Reducir la aparición de la enfermedad: Eliminar el consumo de carne reduce la cantidad de grasas saturadas y grasas trans. Si bien las proteínas vegetales proporcionan grasas saludables, mejoran la presión arterial y los niveles de colesterol. También reduce la posibilidad de enfermedades del corazón, diabetes, diferentes tipos de cáncer y ayuda a mejorar la función digestiva.

Cuidado con la dieta vegetariana.

Se debe garantizar el consumo de alimentos ricos en hierro, ya que es un mineral presente en la carne y, cuando se excluye, puede haber una deficiencia. Los alimentos ricos en este mineral son las verduras de hoja verde crucíferas, así como el consumo de vitamina C para aumentar la absorción de hierro.

Las vitaminas D y B12 también están presentes en las carnes y alimentos que las contienen. Por ejemplo, la vitamina D se obtiene tomando el sol y consumiendo aguacate y cereales. En cuanto a la vitamina B12, se encuentra en algas, levadura de cerveza y cereales fortificados.

Consejos para comenzar una dieta vegetariana

En este tipo de dieta, debe comenzar gradualmente, ya que los cambios repentinos afectan el funcionamiento adecuado de nuestro cuerpo. Para hacer esto, el consumo de carne debe reducirse poco a poco y, en cambio, aumentar el consumo de verduras, frutas y verduras. Para comenzar de forma segura, debe tener en cuenta estos tres consejos fundamentales:

  • Debe haber variedad en la dieta:Para no cansarse y, al mismo tiempo, facilitar el proceso de obtención de los nutrientes que el cuerpo necesita, es importante que haya una variedad en el menú; Para esto, es posible buscar opciones en Internet, libros de cocina y restaurantes especializados.
  • Reinventar recetas: Las recetas favoritas se pueden preparar sustituyendo algunos ingredientes por otros, por ejemplo, tofu de carne.
  • Haz una transición gradual:Cada semana, encuentre formas de consumir más verduras y frutas para mover carnes, así como productos lácteos y huevos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: