La famosa presentadora Wanda Nara derrama lágrimas al despedirse de su familia

Si hay algo que muchos odiamos, sobre todo, más que los domingos por la noche y los comerciales, es el adiós.

No nos gusta decir adiós o perder. Es esa sensación de vacío que te inunda cuando tienes que despedirte de las personas que amas. Decir adiós a las personas, sabiendo a veces que nunca las volverás a ver es muy difícil.

Wanda nara, Personalidad de los medios argentinos, agente de fútbol, ​​corista, presentadora de televisión y modelo, compartido En los días recientes un emocionante video en su cuenta de redes sociales, en el que mostró cómo se despidió de su familia, luego de regresar a Argentina para pasar el año nuevo con ellos.

En las fotos ves como la joven no pudo evitar las lágrimas y se echó a llorar con sor Zaira, quien con su pequeño hijo Vigo en brazos, también mostró su pesar por tener que dejar Wanda tan pronto.

Asimismo, el momento en que Valentino, el hijo de Wanda, le dio un balón al Vigo, para que él juegue. Como se sabe, Nara está felizmente casada desde 2014 con el futbolista profesional Mauro Icardi, quien también era su cliente.

“Odio las despedidas”, dijo Wanda junto al video.

De esta manera, Wanda, Mauro y sus hijos se despidieron del país albiceleste, luego de llegar nuevamente a Argentina para pasar las vacaciones de Navidad y Año Nuevo con la familia.

Sin embargo, la publicación de la empresaria y modelo no estuvo exenta de críticas por parte de algunos usuarios, quienes consideraron exagerada la actitud de Wanda y llamaron a sus medios.

“Qué ridículo, todo lo que hace se publica. Tantos escombros de despedida. Debería estar feliz de ver a su familia. ¿Qué les queda a las personas que nunca se pueden ver o que han perdido a un familiar? Tengo a mis hijas en Europa y no tuve tanta suerte ”, dice uno de los comentarios a la publicación.

Lo cierto es que, en cualquier caso, a veces parece imposible despedirse. Es tan fácil acostumbrarse a estar constantemente rodeado por las personas que amas, que ni siquiera piensas eso, en algún momento tendrás que sobrevivir sin su compañía.

Pero ese momento llega, siempre llega. Como dicen, nunca somos conscientes de todo lo que tenemos hasta que lo perdemos. No hay mayor verdad. Porque es ahí, en ese preciso momento en el que tenemos que prescindir de una persona, cuando nos damos cuenta de lo completa que está nuestra vida y de todas las necesidades que hacemos a nuestro lado.

Aunque odiamos las despedidas y siempre las odiaremos, pueden ser realmente necesarias. Pueden ayudarnos a visualizar cómo serían nuestras vidas si no tuviéramos a las personas que amamos a nuestro alrededor. Gracias por tenerlos. Comparta esta historia con sus seres queridos.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: