La danza es el ejercicio n. ° 1 para retrasar el envejecimiento

El envejecimiento es un proceso natural de la vida por el que todos tendremos que pasar en algún momento, aquí es donde comienzan a aparecer canas, arrugas y zonas flácidas en el cuerpo, entre otras cosas. Sin embargo, puedes mejorar esta relación con el espejo teniendo un estilo de vida más saludable. Según varios estudios, aquellas personas que realizan actividad física pueden ralentizar el proceso de envejecimiento. La danza es una de esas formas de actividad física que resulta muy eficaz, tanto para el cuerpo como para la salud mental, por lo que valdría la pena dedicar un poco más de tiempo a disfrutar de los diferentes ritmos.

Si no tienes la oportunidad de asistir a clases de baile, solo trata de levantarte de tu silla y moverte a tu propio ritmo, así podrás salir de un estilo de vida muy sedentario y mejorar tu estado de ánimo. Para muchas personas, bailar es más fácil y motivador que hacer otro tipo de ejercicios más tradicionales. Lo mejor de todo es que no requiere la compra de material de entrenamiento especial, además del propio cuerpo, ropa cómoda, suficiente espacio y las melodías, para que se pueda practicar en cualquier momento y lugar.

¿Por qué bailar es bueno para la salud?

La Dra. Kathirn Rehfeld, autora principal del estudio, con sede en el Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas, Magdeburgo, Alemania. Afirma que el ejercicio tiene un efecto positivo en las personas. Este es el momento de ralentizar o incluso neutralizar la disminución de la capacidad física y mental relacionada con la edad. En esta investigación se seleccionaron 52 voluntarios de entre 63 y 80 años.

Se dividieron 2 grupos, uno fue asignado a participar en clases de baile, mientras que el otro formó un grupo de control deportivo. Las personas que asistieron al baile lo hicieron con constantes cambios en la coreografía, por lo que tuvieron que memorizar cada uno de los nuevos movimientos. Por otro lado, el programa del grupo deportivo consistió en entrenamiento de fuerza, resistencia y flexibilidad, ambos durante 18 meses.

Resultados del estudio

Se encontró que en ambos grupos hubo un aumento en la región del hipocampo del cerebro, lo cual es muy importante, ya que esta área está más sujeta a deterioro con los años. También se ve afectado por enfermedades como el Alzheimer. Además, juega un papel fundamental en la memoria, el aprendizaje y el mantenimiento del equilibrio. Pero fue el baile que tuvo los cambios de comportamiento más notables.

Eso se debe a que el grupo de baile se enfrentaba a algo nuevo cada semana, en lugar de realizar actividades físicas repetitivas como caminar o andar en bicicleta. Se realizaron varios cambios de géneros musicales, formaciones y velocidad. Se incluyeron nuevas etapas cada dos semanas, así como movimientos de los brazos, todo con el objetivo de mantener un aprendizaje constante. Sin duda el aspecto más desafiante para cada participante fue recordar las rutinas dentro del límite de tiempo y sin la firma del instructor.

Tener en cuenta

En general, todos aquellos que practican actividad física de forma rutinaria pueden mejorar sus condiciones de salud, pero es el baile el que tiene el efecto más profundo. Es una herramienta poderosa para mantener una vida independiente y saludable durante el mayor tiempo posible. Permite establecer nuevos desafíos que pueden reducir varios factores de riesgo y agravamientos relacionados con el envejecimiento.

Sin embargo, recuerda que no solo es importante ejercitar el cuerpo en edades avanzadas, debe ser un hábito muy presente en la vida de cualquier persona, incluso desde una edad temprana. Se siguió una dieta con productos de calidad nutricional para obtener grandes beneficios a corto y largo plazo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: