“Hice todo lo que pude” – El padre que se mudó a miles con su situación se despide de su esposa

Para un esposo amoroso, no hay nada más devastador que perder a la esposa que se ha convertido en su compañera de vida. Sin embargo, los movimientos del destino son siempre inciertos y muchas veces sorprenden a las familias con situaciones muy adversas.

Danielly Narew de Lima, de 25 años, estaba luchando contra el cáncer en su sistema nervioso y se volvió tetrapléjica después de extirpar un tumor. Debido a la enfermedad, también perdió la motricidad y el habla, y solo podía respirar con la ayuda de dispositivos médicos.

Danielly era la amorosa esposa de un tatuador llamado Jimme França, de 35 años, que se volvió viral después de hacer una publicación en la que Maquillaba muy delicadamente y amaba a su eterna compañera.

“Esta es la peor noticia que puedo darte hoy. Hicimos todo lo que pudimos. Hice mi mejor esfuerzo. No teníamos nada más que hacer, fue muy rápido e increíble ”, explicó el tatuador al comunicar la sensible pérdida a sus amigos.

Jimme agregó que ha trabajado duro en los últimos días para poder cuidar de su esposa y poder pagar sus medicamentos. Todos los doctores lucharon junto a ella hasta el final, pero el resultado no es el que les gustaría.

Dani, como la conocían, pasó 10 meses en el Centro de Rehabilitación y Rehabilitación Dr. Henrique Santillo (Crer), en Goiânia, Brasil, para un tratamiento posoperatorio. Tuvo dos hermosas hijas, de 3 y 5 años., que ahora han quedado al cuidado de Jimme.

A finales de 2018, Danielly llevó una vida normal, pero comenzó a sentirse mal. Los síntomas empeoraron con el tiempo y los movimientos del cuerpo perdieron fuerza. Ya no podía trabajar, como hacía todos los días en la escuela.

Luego de varias pruebas sin un diagnóstico preciso, la familia decidió buscar un neurólogo, quien descubrió un tumor en su sistema nervioso.

“Inicialmente le diagnosticaron síndrome de encarcelamiento, en el que estaría consciente y no podría hablar y mucho menos caminar ”, dijo el tatuador en ese momento.

A pesar de todo, Danielly puede descansar en paz, consciente de que ella tuvo un gran esposo que siempre cuidará de sus dos amadas hijas, como lo hizo con ella; quienes, como último regalo, construyeron una habitación acorde a sus necesidades, gracias a la ayuda de miles de internautas que conocieron este caso.

Nuestra vida no está garantizada, por eso hay que vivir cada día como si fuera el último, siempre con una actitud positiva y mostrando todo el amor que sentimos por nuestros seres queridos.

La historia de esta pareja nos muestra qué es el amor incondicional, aquel que es capaz de afrontar cualquier situación. Ella siempre te acompañará desde el cielo, comparte una despedida tan emocionante.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: