Hace llorar a su humilde empleado que camina 1 hora al día todos los días para llegar al trabajo

Cuando trabajas duro, dando todo, tarde o temprano el esfuerzo se ve recompensado. Como con un dedicado empleado de una empresa en Argentina, en la ciudad de Centenario, que caminaron 5 kilómetros durante 5 años, para cumplir con sus tareas.

Franco Núñez es vidriero y trabaja en una cristalería que se encuentra en una zona donde no existe red de transporte público para facilitar su transporte. Por el, Se tarda al menos 1 hora en llegar a su lugar de trabajo.

Para remediar la situación y llegar a su lugar de trabajo de manera mucho más eficiente, Franco tuvo la idea de comprarse un auto, pero debido a algunos problemas en casa, le fue imposible realizar ese sueño. Hasta que su jefe decidió premiar su esfuerzo y lealtad y se puso a llorar de emoción.

Eduardo Fonseca Es el jefe de Franco y ha trabajado junto a él durante 5 años. Nunca imaginó el gran esfuerzo que tendría que hacer el hombre para ser el empleado ejemplar que es, así que Conmovido por la situación, decidió hacerle un gran regalo..

Hace unos días, al final de la jornada laboral, Eduardo invitó a Franco a cenar. Pero en lugar de ir a una tienda de alimentos, Franco se sorprendió al recibir un auto nuevo como regalo, bien merecido por años de servicio a la empresa y amistad incondicional.

“Fuimos a ver un auto que estaba muy mal, que el motor no arranca, y le dije que no gastara su dinero en eso.

Empecé a mirar a mi alrededor para ver si podía encontrar algo y Encontré un auto blanco que no tenía nada que ver mecánico y con todo el papeleo al día, listo para entregar ”, narró Eduardo.

Franco se convirtió en el mejor empleado y amigo de su jefe

Para Eduardo es muy importante que sus empleados estén bien y puedan progresar al lado de. Durante muchos años él mismo fue empleado de otra persona y, después de poder ser jefe, se prometió a sí mismo que no sería como los demás y nunca perdería la humildad.

“Quiero que todos los empleados sean tratados con valor. Si progreso, ellos tienen que progresar conmigo. Con igualdad de oportunidades ”, dijo el jefe de Franco.

Franco comparte su espacio de trabajo con dos compañeros: Ricardo y Gabriel, quienes se emocionaron con el gesto que el jefe hizo por uno de ellos, porque saben que él trabaja duro y se lo merece. Los tres trabajadores terminaron llorando tras el regalo de Eduardo:

“Tienen un acompañamiento hermoso. Todos lloraron de emoción“Dijo el jefe.

Felicitaciones a Franco, finalmente puedes ir a casa a trabajar cómodamente. No hay duda de que todos los sueños se hacen realidad cuando luchas por ellos y trabajas con alegría.

Fue un gran momento

Nunca pierda la esperanza de alcanzar todas sus metas. Comparte esta inspiradora historia con todos tus amigos.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: