Estos 10 trucos te ayudarán a reducir las calorías en tus recetas dietéticas

Aunque no existe un producto mágico que te permita adelgazar en poco tiempo, puedes realizar ciertos cambios en los hábitos para mejorar la salud y la apariencia de tu cuerpo. Pero sobre todo, mantener los resultados en el tiempo, ya que se trata de continuar con un estilo de vida saludable y no solo de implementar una dieta o actividad física durante un tiempo determinado.

Si crees que ponerte en forma es una tarea difícil, es hora de cambiar un poco de opinión y hacer algunos cambios en tu rutina. Los trucos que veremos a continuación son una forma de controlar la dieta, para que acabe siendo beneficiosa para la salud, al reducir fácilmente las calorías.

1-Lee el etiquetas de los productos

Uno de los secretos para elegir los productos adecuados es revisar bien tus ingredientes y tabla nutricional, de esta manera sabes lo que estás obteniendo. Asimismo, conviene comparar productos que aparentemente son similares, pero que pueden tener algunas ventajas sobre otros. Recuerde que muchos ingredientes dañinos para la salud se han disfrazado con otros tipos de nombres, así que preste atención y trate de elegir lo más natural posible.

2-Come carnes magras

Es importante eliminar los embutidos por su alto contenido calórico, sin olvidar que su consumo suele ser adictivo, dificultando el control de la ingesta al abrir el envase. En su lugar, intente incluir tipos de carne más saludables, como pollo, pavo o pescado sin piel en sus preparaciones.

3-Come más alimentos crudos

Existen varios alimentos que se pueden consumir en su estado natural y así obtener la mayor cantidad de nutrientes en beneficio del organismo, además de generar más saciedad y ahorrar tiempo. Teniendo en cuenta que durante el proceso de cocción, el alimento es capaz de transformarse liberando sus azúcares naturales, cambiando su textura, sabor y volumen. Incluso pueden volverse más adictivos y aumentar el deseo de comer.

4-Destaca las verduras

En una dieta saludable se debe dar a las verduras la importancia que merecen, por sus altos porcentajes nutricionales y la capacidad de promover el mantenimiento de un peso adecuado. Se caracterizan básicamente por un bajo consumo calórico, siendo ricos en agua, vitaminas, minerales y fibras para generar saciedad. Por tanto, este grupo de alimentos debe estar siempre presente en el plato y en porciones considerables.

5-Evitar comida frita

Los alimentos fritos aportan algunas calorías en comparación con otras formas de cocción, como al vapor, a la plancha, salteados o asados. También son menos complicados y algunos ahorran tiempo. Aunque un alevín bien hecho puede que no sea tan perjudicial para la dieta, simplemente con las otras versiones puedes obtener mejores beneficios.

6-Elimina las salsas comerciales

No es buena idea comprar salsas que se encuentran en los supermercados, a menos que revises detenidamente sus ingredientes y seas una versión más natural. La mayoría de estos productos contienen altos niveles de azúcar y sodio, entre otras sustancias. En su lugar, intente hacer una versión casera de salsa de tomate controlando sus ingredientes, así como los aderezos para ensaladas.

7-Come frutas enteras

Si bien los jugos y licuados han estado muy de moda y brindan varias ventajas, consumir diferentes frutas, así como verduras en su estado natural, no tiene ningún punto de comparación en cuanto a contenido de nutrientes, especialmente al dejar la cáscara, además de que estarás más satisfecho sin necesidad de beber suficientes líquidos.

8-Come más verduras

Las legumbres tienen grandes propiedades por lo que son dignas de ser incluidas en el menú y, así, aumentar su consumo. Pues destacan por ser saciantes, nutritivos, bajos en grasas y calorías, siempre que los cocines bien. Por ejemplo, porque no se acompaña de chorizo ​​o tocino, sino de ensalada. Úselos también como snacks crujientes o harinas para otras preparaciones.

9-Decora con hierbas o especias

Para llenar cada una de las preparaciones de sabor y aroma, no es necesario utilizar productos con altos niveles de azúcares y sodio, pues la gran variedad de hierbas y especias que nos ofrece la naturaleza es la mejor opción. De esta forma, no agregas demasiadas calorías a un plato y se ve absolutamente delicioso.

10-Reducir el consumo de azúcar

Como todo el mundo debería saber, el azúcar es muy perjudicial para la salud y, obviamente, para el éxito del proceso de adelgazamiento. Idealmente, elimine los dulces que están muy procesados ​​o contienen calorías vacías.

Aunque es bastante difícil, ya que es el punto débil de muchos, es importante intentar buscar alternativas para este tipo de antojos. Por ejemplo, come una galleta casera, revisa las versiones light y no agregue azúcar a las bebidas. La idea es que lo hagas poco a poco.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: