Están buscando a la familia que tendrá que comparecer ante el tribunal para escribir un mensaje en una roca.

Al visitar un sitio turístico, uno debe respetar las reglas y advertencias para el cuidado de las instalaciones, especialmente cuando es un regalo de la naturaleza.

Pero ese no es siempre el caso, y a menudo las personas que hacen turismo lamentablemente ignoran las reglas.

De esta vez Es una familia que, luego de su visita a la garganta del Atuel, en Mendoza, es buscada por las autoridades.

Esta familia decidió escribir en una de las piedras “Familia Peñaranda González Catán. Bs. As. 7/02/2020 ″ como recuerdo del viaje.

Las autoridades revelaron que, aunque esto está prohibido, no es la primera vez que esto sucede.. A pesar de las multas y excusas, los turistas ignoran las reglas y escriben este tipo de mensaje.

Se lanzó una campaña completa para encontrar a esta familia que debe ser considerada responsable despues de tus vacaciones en la provincia de Mendoza.

Los usuarios de la red expresaron su indignación ante la falta de conocimiento de estas personas.

El fiscal Javier Giaroli anticipó que actuaría de manera no oficial debido al daño causado por los turistas de Buenos Aires.

Una vez que la familia está ubicado, serán informados del daño y deben repararlo, de lo contrario Puede enfrentarse a un proceso penal que incluye días en prisión.

Hay una historia de situaciones similares en las que los autores del graffiti se responsabilizaron, como sucedió con una familia cuando pasaban por Junín de Los Andes.

Podría leerse claramente en blanco y en mayúsculas en la ladera del volcán Lanín: “FLIA PEREZ BENETEAU”, y la fecha.

En esa ocasión, la pareja contactó al equipo de Parques Nacionales y prometió aclarar el mensaje.

En Machu Picchu, sentenciaron en enero de este año a tres años y cuatro meses de prisión. en suspensión para un turista argentino que dañó un templo, La ciudadela inca de Machu Picchu.

Nahuel Gomez, 28 años de edad, declarado culpable en un juicio abreviado extraer una piedra que al caer de una pared de seis metros causó una “grieta en el piso” del famoso Templo del Sol, dedicado a la mayor deidad de los incas.

Este turista argentino fue arrestado el 12 de enero con otros cinco turistas extranjeros dos argentinos, uno francés, uno brasileño y uno chileno, quienes fueron deportados con una prohibición de ingresar al Perú durante 15 años.

Nahuel también tuvo que pagar una multa de $ 1,860 por daños a la principal atracción arqueológica y turística de Perú.

Como turistas locales o extranjeros, siempre debemos respetar las reglas de los lugares visitados, compartir este caso para crear conciencia.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: