Esta pareja lesbianas engaña a la iglesia, solo para casarse en el 1901

El párroco de la iglesia de San José, en La Coruña oficiada sin mucha sorpresa, el bautismo de un joven llamado Mario, hijo de inglés inmigrantes Protestantes en la mitad del año 1901. Él expresó su deseo de convertirse al Catolicismo. Poco después, en junio, el joven matrimonio se celebró con Marcela, la chica había vivido durante algún tiempo.

Hasta el momento, se convierte en uno más de la historia. Sin embargo, justo después de la boda, la pareja decide ir a dar un paseo y tomar una fotografía, para conmemorar un acontecimiento trascendente.

Durante ese paseo, varios vecinos de la ciudad Gallega reconocido en Mario el rostro de Elisa, la joven maestra que vive en la misma casa con Marcela. Allí estalló el gran escándalo que iba a cruzar el Atlántico.

Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez Loriga había conocido en el mediados de la década de 1880, en La Coruña, donde ambos estudiaron la enseñanza, surgió el amor entre las dos mujeres.

La relación que fue inmortalizado en la novela «Marcela y Elisa, más allá de los hombres«, escrito por Narciso de Gabriel, publicado en Gallego en 2008 y traducido al español en 2010.

Al graduarse, se ejerció la carrera en diferentes localidades de la provincia, y poco después decidieron casarse. Después de la boda, se volvieron a Dumbria, la ciudad donde Marcela trabajado. De ahí el escándalo estalla, porque durante el viaje de algunos de los pasajeros reconocer Elisa.

El abismo de los rumores de que comience, la pareja se pidió regresar a la ciudad donde había vivido anteriormente como las mujeres y la prensa comienza a supervisar el caso intensamente, que trasciende no sólo el resto de España, pero también de Argentina, Francia y Bélgica.

Antes de que la presión, la joven pareja decide mudarse a la ciudad de Oporto portugués de la ciudad donde Elisa adopta el nombre de Pepe y se establecen bajo la apariencia de un matrimonio heterosexual. Pero la tranquilidad duró poco en Lusitano tierras por tanto, después de dos meses de que fueron detenidos y encarcelados en la petición de España.

Todo un movimiento de solidaridad que se genera hacia las dos mujeres, y antes de que la solicitud de extradición de un juicio se realiza en territorio portugués. Ellos son absueltos de los cargos que se indican, y antes de ser devueltos a su país, deciden huir de nuevo. Esta vez a la Argentina.

En el país sudamericano, que cambiar su identidad de nuevo, llamándose a sí mismos Marcela, Carmen; y Elisa adoptó el nombre de María. Allí están involucrados en el trabajo doméstico.

Señala a la atención el hecho de que, al llegar a la Argentina Marcela se lleva con ella a una niña que nació seis meses después de haberse casado «Mario».

Podría haber sido la inminente llegada de la chica la razón por la prematura ceremonia de la boda? O tal vez el embarazo han sido una forma premeditada de tener descendencia buscado por la pareja?

La verdad es que Elisa también trajo cambios, no sólo en el nombre, pero en su vida. En Argentina, se casó con un hombre de ascendencia danesa con quien se negó a consumar su matrimonio.

Dadas las repetidas negativas de Elisa, ella fue sometida a exámenes médicos que determine su absoluta normalidad y la capacidad para llevar una vida marital, lo que llevó a su marido a indagar acerca de su esposa el pasado, el aprendizaje de los escándalos en que se llevó a cabo como un marco de La Coruña


Diario Correo / BBC

La historia parece haberse detenido en este punto. Nada de lo que ha aprendido acerca de Marcela y su hija. El destino de Elisa de la relación con su danesa marido es desconocido.

La verdad es que este par de mujeres que fueron precursores del matrimonio gay y su caso sigue llenan de asombro y perplejidad a todos los que le conocen.

Compartir la historia de la relación de estas dos mujeres con sus amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

scroll to top
https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
A %d blogueros les gusta esto: