Elimine las toxinas de su sistema linfático y evite la hinchazón con estos consejos.

Nuestro sistema linfático es una red de órganos y tejidos que forman parte del sistema circulatorio, lo que permite al cuerpo eliminar toxinas, patógenos, células cancerosas y otros desechos innecesarios. Una de sus funciones principales es transportar la linfa, un líquido con glóbulos blancos que ayuda a combatir las infecciones. Entonces funciona en conjunto con el sistema inmune.

Cuando este sistema linfático no funciona correctamente, pueden surgir diferentes problemas de salud. Por ejemplo, fatiga, eczema, dolor en los senos, cabeza, extremidades frías, celulitis, hinchazón, aumento de peso y rigidez física. Por lo tanto, es importante hacer una buena desintoxicación, tal como lo hace con otros sistemas del cuerpo. A continuación, veremos algunos consejos que se pueden realizar para limpiar el sistema linfático y reducir la hinchazón.

1-mantenerse hidratado

La linfa se compone de 95% de agua, por lo que es necesario consumir muchos líquidos durante el día para que pueda fluir libremente. También puede agregar un poco de limón a un vaso de agua y consumirlo por la mañana, para facilitar la eliminación de las toxinas que se acumulan durante la noche.

Recuerde evitar las bebidas con azúcar agregada, jugos procesados, bebidas deportivas, energía, cafeína y alcohol, para no sobrecargar las células del cuerpo.

2-Consume comida roja

En medicina natural, se habla mucho de comer alimentos caracterizados por tener una pigmentación roja. Al igual que las granadas, cerezas, arándanos y remolachas, que ayudan a mantener la linfa en movimiento. Del mismo modo, el contenido de antioxidantes y bioflavonoides ayuda a descomponer la acumulación de toxinas, además de combatir los radicales libres.

Se dice que el jugo de remolacha ayuda a reducir la inflamación, ya que es un poderoso limpiador linfático. Ser capaz de influir en la bilis para una digestión más eficiente de las grasas y regular la limpieza de las vellosidades intestinales para mantener el flujo linfático.

3-Evita la ropa ajustada

Como la linfa no tiene un mecanismo para impulsarse por el cuerpo, depende del flujo sin ningún tipo de impedimento; por lo tanto, tratar de no usar ropa tan ajustada facilita el proceso. Especialmente en la noche, donde hay varias actividades de desintoxicación. Por lo tanto, es importante no mantener apretada la ropa interior o la ropa interior, ya que restringe el drenaje de fluidos linfáticos en los tejidos.

4-Realizar actividadfísica

Además de evitar restricciones innecesarias cuando se usa cierta ropa, puede aumentar el movimiento natural del líquido linfático con ejercicio, ya que los tejidos se comprimen para empujar el líquido a través de los canales linfáticos.

También puede masajear durante 10 minutos por la mañana, prestando especial atención a la cabeza, el cuello, los senos, el abdomen y los pies, que es donde se concentran los vasos linfáticos.

5-Realizar ejercicios aliento profundo

El estrés es la causa de diferentes molestias en el cuerpo, cuando se experimenta este tipo de situación, se producen cambios bioquímicos y hormonales que, con el tiempo, producen inflamación. Esto puede dañar las células y generar desechos que obstruyen nuestro sistema linfático.

Por esta razón, es necesario adquirir una rutina de relajación, con la risa y la respiración profunda siendo bastante efectivas. Bueno, no solo mejoran la tensión y la ansiedad, sino que también trabajan con el diafragma y los músculos abdominales para empujar la linfa a través de los vasos. Puedes intentar practicar meditación, yoga, tai chi o alejarte de las distracciones y encontrar un lugar que te dé placer. Por ejemplo, estar en contacto con la naturaleza.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: