El padrastro paga la boda de su hijastra, por lo que la revelación de la novia le rompe el corazón

Hoy, no es raro que las parejas se divorcien. Es por eso que muchos tienen padrastros, madrastras, madrastras, etc. Para algunos, esto es bueno, para otros, es un poco más complicado.

Ciertamente puede ser un poco difícil cuando eres pequeño y necesitas vivir con alguien a quien quizás no ames tanto. Pero todavía parece mejor dejar una mala relación, porque nadie se siente bien viviendo en una casa donde la mitad del tiempo hay peleas.

Esta historia es sobre una madre que encuentra una nueva pareja. Ella tenía una hija de otro matrimonio, pero su nuevo novio recibió a su hijastra con los brazos abiertos. Pero no todo salió según lo planeado.

No estoy seguro de si esta historia sucedió en la vida real, pero la carta circula en las redes y vale la pena leerla.

Shutterstock

Mi hijastra se va a casar pronto. Ella y su madre han pasado mucho tiempo organizando y planeando la boda en los últimos seis meses.

Mi hijastra se graduó de la universidad en diciembre. Pagué para que ella pudiera estudiar en la universidad y, aunque era un centro público, me costó mucho dinero. Ella no tiene trabajo y vivió con nosotros mientras estudiaba y después de graduarse. También compré un auto para que él pudiera viajar a la universidad.

Su padre biológico reapareció en su vida y comenzaron a pasar tiempo juntos regularmente, y ella trató de hacer todo lo posible para complacer a su padre. Aunque no pagó ni un centavo por su educación ni nada por la niña (algo que fue responsabilidad de mi pareja que no llegó a un buen acuerdo de divorcio), la niña quería tener un padre en su vida. Pero siempre se las arregla para estar cerca el tiempo suficiente para romperle el corazón y hacer promesas que ella nunca cumplió.

El lugar donde se celebraría la boda tenía espacio para 250 personas. Hice una lista de 20 personas que me gustaría invitar, después de todo pagaría la boda. Dijeron que no había problema, que lo resolverían.

Un día, me quedé para jugar al golf con un amigo que me había invitado a la boda y me preguntó si vendría. Él respondió que no había recibido una invitación, que había leído sobre la boda en el periódico, pero que no había sido invitado, ni él ni ninguno de mis amigos.

Cuando me dijo eso, comencé a buscar el periódico y vi que era. Había información sobre la boda, el nombre de la madre (mi pareja) y su ex esposo. Mi nombre no apareció en ningún lado.

Esto me llevó a una gran discusión con una pareja (hemos estado juntos durante 10 años, pero no nos hemos casado), y le dije que había aprendido que mis amigos no habían recibido una invitación para la boda.

¿La razón? Pensaron que no eran lo suficientemente importantes como para incluirlos en la lista limitada de 250 invitados. Estaba realmente molesto, pero no había nada más que hacer. La ofensa a mis amigos ya estaba hecha.

Mi novia me dijo que podía tratar de incluir a algunos de mis amigos y que hubo invitados que dijeron que no podían venir. Y me molestó aún más. Mis invitados estaban en el segundo curso.

Ayer tuvimos una cena dominical con mi hijastra, su prometido y sus padres, y una sorpresa, el verdadero padre de mi hijastra. Durante la cena, dijo que estaba muy feliz de que su padre pudiera estar allí y llevarla al altar el día de su boda. Y todos los clientes comentan: “qué bueno”, “fantástico”.

Shutterstock

No creo que me haya sentido tan enojado y tratado con tanto desprecio. Me tomó unos segundos pensar, en medio de mi enorme ira, no podía decidir si comenzar a llorar o gritar. Cuando logré ordenar mis pensamientos, me levanté y dije que quería hacer un brindis.

No recuerdo exactamente cómo lo dije, pero mi discurso fue algo como esto:

Me gustaría hacer un brindis. Para mí ha sido un honor formar parte de esta familia durante los últimos 10 años. Y en este punto de mi vida, siento que quiero agradecer a la pareja por hacerme abrir los ojos a algo muy importante. Me mostraron que mi papel en esta familia no es lo que pensaba. “

En ese momento, vi a los invitados mirándome confundidos y con los ojos muy abiertos. Yo continué:

Pensé que era respetado, un querido padrastro que estaba allí para la familia, pero ahora veo que mi papel en esa familia ha sido el de un cajero de banco, perfecto para recibir dinero de él, pero no por mucho más. Como fui reemplazado en el envío de invitaciones y en la iglesia, ahora también he renunciado a mi papel de pagador al padre real. “

¿Es eso egoísta de mi parte? Debo pagar una boda que ni siquiera puedo invitar a nadie. Una boda en la que no participé. Esto es demasiado, un abuso de mi hijastra y mi novia. Esa misma tarde, cancelé nuestra cuenta conjunta y transferí todo el dinero a mi cuenta privada.

He tenido suficiente.

¿Crees que el padrastro debería haber pagado o actuado correctamente? ¿Quizás has pasado por una situación similar o conoces a alguien que ha pasado?

Shutterstock

¡Considera compartir el artículo con tus amigos en Facebook y comentar sobre el desempeño de tu padrastro!

->

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: