¿Quién no ha visto a un niño jugar con sus juguetes, sofisticados o rudimentarios, y sorprenderse de la seriedad con la que toma sus aventuras como si realmente las viviera? Para ellos, su mundo imaginativo es una realidad.

Bueno, lo es aún más para un niño autista. Y eso lo entendió muy bien el juez de una competencia canina que permitió la participación de una niña autista … ¡Con tu perrito de peluche!

El duro juez de una competencia de perros se presenta a una niña autista con su perro de peluche El duro juez de una competencia de perros se presenta

En un video, que se volvió viral en las redes sociales, muestra el noble gesto que hizo un juez en una exposición canina para una niña de unos seis años.

Al ver que el más joven anhelaba participar en el concurso, pero con un perro de peluche, el juez, entendiendo su condición, aceptó un conmovedor acto de solidaridad.

El duro juez de una competencia de perros se presenta a una niña autista con su perro de peluche 1602464609 420 El duro juez de una competencia de perros se presenta

La niña se acercó a uno de los jueces., completamente vestido de rosa y preguntó:

“Señor, ¿mi perro también puede competir?”

El juez corriendo con la niña y el perro de peluche

El duro juez de una competencia de perros se presenta a una niña autista con su perro de peluche 1602464610 943 El duro juez de una competencia de perros se presenta

Ante tanta convicción y seriedad del menor, el juez no tuvo más remedio que aceptar. Luego comenzó a inspeccionar el juguete como si fuera una verdadera mascota de carne y hueso.

Luego le dijo a la niña que podía comenzar a caminar con su perro. Empezó a correr con su peluche atado y más atrás el juez también corrió con ella.

«Es un juez muy comprensivo y amable. Darle la oportunidad es un acto de inclusión y amor ”, dijo una mujer que asistió al evento.

El duro juez de una competencia de perros se presenta a una niña autista con su perro de peluche 1602464610 911 El duro juez de una competencia de perros se presenta

Después de divertirse mucho girando en la pista, el juez y la niña se dieron un efusivo abrazo. Ella estaba muy emocionada y él no podría estar muy feliz de haber hecho una acción encomiable.

En el mundo en el que vivimos, rara vez observamos gestos de profundo humanismo como este. En general, cada persona se preocupa por sus propias cosas, consciente de sus intereses y no se detienen ni un segundo para ponerse en el lugar del otro.

Este hombre de traje rosa y gorra realizó un acto de empatía por una persona que, por su naturaleza neurológica, no puede ser empática. Los niños autistas viven en un mundo muy personal, aislamiento casi psíquico, lo que les dificulta interactuar con otras personas. No reconocen los sentimientos de los demás.

Pero esta chica se ganó el corazón de todos los participantes en el concurso organizado por el American Kennel Club (AKC). Recuerda, por otro lado, que un niño autista no es sociable, por eso el hecho de que tu mascota haya sido incluida en la competición canina te ayuda en tu condición psicológica.

El abrazo entre el juez y la niña en un acto noble del juez

El duro juez de una competencia de perros se presenta a una niña autista con su perro de peluche 1602464611 66 El duro juez de una competencia de perros se presenta

Comparta esta conmovedora historia con todos sus amigos y vecinos y recuerde que la empatía significa ponerse en el lugar de otra persona, comprender sus necesidades y apoyarla de la mejor manera posible. En resumen, es una verdadera demostración de amor.