La alcachofa es una planta herbácea del género Cynara de la familia Asteraceae, cultivada durante muchos años en climas templados. Se caracteriza por tener hojas ligeramente espinosas y una cabeza comestible, utilizada como suplemento para la pérdida de peso rápida. Sin embargo, su consumo no debe durar más de 5 días, para evitar cualquier deficiencia nutricional. Por lo tanto, se hace necesario adoptar una dieta equilibrada.

El tipo de dieta a base de alcachofa se ha vuelto popular, ya que demuestra ser bastante efectivo para quemar grasa, sin comprometer la salud, siempre que no sea permanente.

¿Cuán ¿Funciona la dieta de la alcachofa?

El primer paso a tener en cuenta es el tiempo que desea implementar el estilo de alimentación, que debe ocurrir en períodos cortos. Aunque actualmente hay varias opciones que lo incluyen durante un mes, la recomendada es de 3 a un máximo de 5 días. Para evitar cualquier efecto secundario en nuestro cuerpo, ya que no todos reaccionan de la misma manera.

Esta dieta requiere el consumo de platos ligeros y bajos en calorías, por lo que se limita a incluir productos azucarados, con grasas saturadas o harinas refinadas. Por el contrario, los alimentos orgánicos deben consumirse en compañía de la alcachofa, que tiene propiedades para eliminar la grasa acumulada, además de eliminar las toxinas que causan la hinchazón.

Beneficios de realizar la dieta de la alcachofa

El consumo de alcachofa regularmente permite que el cuerpo se beneficie de diferentes maneras. Por ejemplo, no solo descompone las grasas y los mangos de amor que se forman a partir de él, sino que también ayuda a regular los niveles de colesterol y triglicéridos. Mejora la salud circulatoria y la apariencia de la celulitis, regula los niveles de azúcar en la sangre, mejora el tránsito intestinal, alivia el estreñimiento, además de no producir ansiedad y reducir la inflamación abdominal.

Pero, además de tener su lado positivo, también podemos encontrar algunos aspectos que no son tan halagadores. Comenzando con el hecho de que tiene un límite de tiempo, como con todas las dietas. Por lo tanto, cuando haya terminado, debe implementar un estilo de alimentación saludable, de lo contrario, los resultados desaparecerán en poco tiempo. Además, el consumo excesivo de estos alimentos causa flatulencia.

Ejemplos de cómo incluir alcachofas en los alimentos.

Dieta de alcachofa. 3 menús que te ayudan a perder peso Dieta de alcachofa

1-menú

  • Desayuno: Para comenzar el día, comience bebiendo una taza de infusión preparada con alcachofa y limón, acompañada de una tostada entera con un poco de puré de aguacate y un huevo cocido.
  • Bocadillo: Una porción de fruta, según el gusto.
  • Almuerzo: Una porción de filete asado, acompañado de alcachofa cocida con un poco de aceite de oliva virgen extra en la parte superior y una porción de arroz.
  • Cena: Ensalada de alcachofas con pescado asado

2 menús

  • Desayuno: Huevos revueltos con un poco de alcachofa y espinacas, acompañados de una rebanada de pan integral. Beba un vaso mediano con jugo de toronja.
  • Bocadillo: Un vaso de leche de origen vegetal, por ejemplo, de almendras.
  • Almuerzo: Sopa de alcachofas con pollo, acompañada de una porción de arroz integral y ensalada al gusto.
  • Cena: Alcachofa al horno con dos lonchas de jamón de pavo y rodajas de tomate fresco.

3 menús

  • Desayuno: Una taza de té verde acompañado de una rebanada de pan integral con requesón y alcachofa a la mitad.
  • Bocadillo: Una porción de yogur natural con frutos secos en la parte superior.
  • Almuerzo: Una alcachofa frita con una porción de pescado a la parrilla y ensalada mixta.
  • Cena:Sándwich de alcachofa y queso, acompañado de una taza de té según preferencia, pero sin endulzar o con unas gotas de miel.