Descubra algunos de los platos más raros y caros del mundo. ¡Ten mucho cuidado si decides probarlos!

El mundo de la gastronomía es bastante amplio y variado, ya que cada día se reinventan los platos, diversificando mucho más el consumo de alimentos. Sin embargo, existe una línea muy fina entre lo excéntrico y lo peligroso y esa línea es exactamente la que verás en el artículo de hoy, donde presentaremos una lista de 10 alimentos que puedes conseguir en algunas partes del mundo, pero que pueden ser muy perjudicial para la salud.

1. Casu Marzu:

Es un queso caro que se vende en la ciudad de Cerdeña, una pequeña localidad italiana. Sin embargo, su consumo también es peligroso, pues su fermentación es con insectos y al consumirlo se pueden ver manchas negras que son larvas de moscas vivas. Es perjudicial para la salud, ya que las larvas pueden provocar graves consecuencias estomacales y, aunque la Unión Europea ha prohibido su venta, todavía está disponible en algunos establecimientos de esta ciudad.

2. Pez globo:

Esta especie marina es altamente tóxica ya que el hígado, los intestinos y, en el caso de las hembras, los ovarios, contienen sustancias que pueden ser más peligrosas que el cianuro. Sin embargo, en algunas regiones de Japón se vende para consumo humano, el plato es muy caro y solo puede ser preparado por un chef autorizado.

3. Saúco:

Para consumir esta fruta se debe procesar correctamente con anticipación, pues en su estado natural, las hojas, frutos y semillas producen una sustancia llamada glucósido cianogénico, que en contacto con el cuerpo humano puede producir cianuro y ser letal. Sin embargo, en dosis especiales esta planta tiene propiedades curativas.

4. Anarcado o anacardo:

Es común encontrarlo en casi todos los supermercados para consumirlo como snack, sin embargo, consumir este producto en su estado natural sin haber sido procesado previamente puede provocar hipoxia cerebral, ya que la fruta contiene una sustancia altamente alérgica al organismo llamada ácido urushiol.

5. Yuca o tapioca:

Aunque se consume comúnmente, la cáscara de esta verdura también produce glucósido cianogénico. Por ello, se recomienda pelarlo muy bien antes de cocinarlo y después de comerlo.

6. Moluscos con sangre:

Ciertamente en algún momento todos comemos unas ricas almejas junto al mar, pero en algunas regiones de China venden una versión más excéntrica de este plato. La diferencia es que las almejas con sangre no se cuecen bien, quedando casi crudas para el consumo. El problema es que los mariscos crecen en aguas frecuentemente contaminadas y, cuando no se cocinan adecuadamente, pueden contener microbios que se alojan en el cuerpo y pueden causar hepatitis, tifus o disentería. Aunque su venta está prohibida en muchas regiones de China, todavía se pueden encontrar en algunas tiendas.

7. Rana toro africana:

El consumo de este excéntrico animal es común en algunas partes de Namibia. Sin embargo, es altamente peligroso, ya que su cuerpo contiene toxinas letales para el cuerpo humano, y aunque muchas personas dicen que antes de consumirlo esperan su apareamiento, pues así eliminan las toxinas, lo cierto es que siempre será un riesgo. con la carne de este animal.

8. Carne de tiburón:

En algunas regiones de Islandia, la carne de tiburón de Groenlandia se vende para consumo humano, pero esta carne, además de tener un sabor muy particular y poco agradable, puede tener más consecuencias que beneficios como alimento porque esta especie de tiburón no tiene riñones ni tracto urinario. , lo que le impide liberar muchas toxinas del organismo que pueden alojarse en el cuerpo humano.

9. Ackee:

En teoría, esta fruta solo se puede consumir cuando esté completamente madura y solo la parte amarilla, ya que el resto contiene hipoglocina A, una sustancia dañina para el estómago que puede causar un dolor terrible y, en el peor de los casos, un coma irreversible. .

10. Sannakji:

Este plato no es más que pulpo crudo y está disponible en algunas regiones de Corea. Lo peligroso de consumir este plato es que, cuando el pulpo se cuece por tan poco tiempo, al ingerir los tentáculos aún se mueven y las ventosas pueden adherirse a la tráquea, provocando ahogo a quienes lo consumen.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: