Corta unos centímetros de tu cintura con estas 7 pautas para quemar grasa abdominal

La grasa abdominal es un problema que afecta a muchas personas en todo el mundo por los diferentes hábitos que se mantienen, pero no es solo un problema estético. También es un factor de riesgo para el desarrollo de varios problemas de salud, como diabetes tipo 2, problemas cardíacos, entre otros.

Si bien deshacerse de este tipo de grasa parece difícil, al cambiar algunos aspectos de la rutina puede obtener los resultados que espera. Recuerda que no existen soluciones mágicas, todo complementa el esfuerzo, el compromiso y la perseverancia para lograr un estilo de vida saludable en general.

1-Come fibra

Según la revista Healthline, los alimentos ricos en fibras solubles absorben agua y forman una especie de gel que ayuda a ralentizar el paso de los alimentos en el tracto digestivo. Lo que hace que su consumo tienda a llenarse más, por lo que es más probable que esté satisfecho por más tiempo. También pueden reducir la cantidad de calorías que el cuerpo absorbe de los alimentos, promoviendo la pérdida de peso.

Algunos ejemplos de alimentos ricos en fibra soluble para incluir en el menú semanal son semillas de lino, coles de Bruselas, aguacate, verduras y moras. Según la Clínica Mayo, el consumo de fibra también tiene otros beneficios para la salud, como normalizar las deposiciones, mejorar la salud intestinal, reducir el colesterol y los niveles de azúcar en sangre.

2-Mantener una dieta rica en proteína

El consumo de proteínas ayuda a liberar las hormonas de la saciedad, lo que reduce el apetito, aumenta la tasa metabólica y mantiene la masa muscular durante la pérdida de peso.

Algunos estudios han logrado demostrar que quienes tienen una dieta alta en proteínas obtienen menos grasa abdominal, por lo que es importante incluir huevos, leche, carne, frijoles y pescado en la dieta. Este último también contiene grasas omega 3 que protegen contra diversas enfermedades, incluida la reducción de la grasa visceral.

3-Evita los alimentos azucarados

Diferentes estudios observacionales han podido mostrar una estrecha relación entre el consumo excesivo de azúcar y el aumento de la grasa abdominal, además de enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 e hígado graso.

Por eso, es fundamental reducir el consumo de productos muy azucarados y elegir opciones más saludables. También se incluyen aquí muchas bebidas comerciales cargadas con fructosa líquida, que también aumentan significativamente la grasa abdominal.

4-Reducir beber alcohol y dormir lo suficiente

Aunque el consumo de algunas sustancias alcohólicas aporta algunos beneficios para la salud, por ejemplo el vino, el consumo excesivo favorece el volumen de la barriga. Asimismo, la calidad del sueño influye mucho para que el cuerpo pueda funcionar correctamente durante todo el día, siendo recomendadas 7 horas de sueño reparador por la noche.

Según algunas investigaciones, quienes duermen menos de 5 horas tienen más probabilidades de aumentar de peso, incluso la apnea del sueño se ha relacionado con el exceso de grasa visceral.

5-Evita los alimentos que contienen grasas trans

Las grasas trans se forman al bombear hidrógeno a grasas insaturadas y están presentes en algunas margarinas, pastas para untar y alimentos envasados. Su consumo se ha atribuido a favorecer las enfermedades cardíacas, la resistencia a la insulina y el aumento de la grasa abdominal.

Aunque muchas marcas han dejado de usar este ingrediente en sus productos, debes asegurarte de ello leyendo las etiquetas de las tiendas que compras en el supermercado, en ocasiones incluso se encuentran como grasas parcialmente hidrogenadas.

6-Controlar el consumo de alimentos

Uno de los secretos para mantener un peso adecuado y un estómago plano es tratar de controlar las porciones consumiendo menos calorías de las que su cuerpo necesita. Para ello, puede llevar un diario de alimentos o utilizar una aplicación en la que gestione su ingesta alimentaria. Algunos incluso ayudan a registrar la actividad física.

Además, intenta controlar los niveles de estrés, ya que altos niveles de cortisol aumentan el apetito y favorecen el almacenamiento de grasa en la región abdominal. Para ello, una buena opción es practicar yoga o meditación con frecuencia.

7-correr ejercicio aerobio

Recuerda que los hábitos alimenticios deben complementarse con actividades físicas para mantener el cuerpo deseado, por eso el ejercicio aeróbico es una alternativa para quemar calorías y reducir la grasa abdominal. También puedes combinarlo con entrenamiento de resistencia o fuerza, ya que permite que el cuerpo retenga y gane masa muscular.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: