Cómo preparar jugo de aloe vera paso a paso

La hoja de aloe vera es un ingrediente muy utilizado en recetas caseras, ya que ayuda a aliviar diversas molestias en el cuerpo, además de ser útil en belleza en el cuidado de la piel y el cabello. Pero especialmente el jugo es una de las alternativas que se ha vuelto bastante popular para apoyar el buen funcionamiento del organismo. Es un líquido espeso y pegajoso, de sabor suave, por lo que es tolerable y se puede agregar a otro tipo de bebidas para complementar la nutrición. Destaca por el contenido de vitaminas B, C, E y ácido fólico, además de pequeñas cantidades de calcio, cobre, selenio, magnesio, manganeso, potasio y zinc.

El consumo es una buena forma de prevenir o tratar la deshidratación, ya que es una planta densa en agua y la hidratación favorece el proceso de desintoxicación. Incluso es una buena opción después de un entrenamiento intenso. También ayuda en el estreñimiento y normaliza las bacterias saludables, lo que mantiene el equilibrio de la flora intestinal. El jugo humectante de aloe vera reduce la frecuencia y aparición del acné, además de ayudar a reducir afecciones como la psoriasis y la dermatitis. La presencia de antioxidantes y vitaminas previene las líneas finas y las arrugas.

Receta

    áloe

Conseguir una bebida saludable a base de aloe vera o gel de aloe vera es muy fácil, requiere 5 minutos y pocos ingredientes. Además de favorecer la hidratación y el aspecto de la piel, beber esta bebida puede aliviar los ataques de acidez, ya que sus compuestos ayudan a controlar la liberación de ácido en el estómago. Incluso sus efectos combaten las úlceras gástricas y evitan que aumenten.

El aloe contiene enzimas que ayudan a descomponer los azúcares y las grasas para mantener la digestión sin mayores inconvenientes. Recuerde que si su sistema digestivo no funciona correctamente, la absorción de nutrientes de los alimentos se verá comprometida. Es importante mantenerlo saludable para aprovechar los beneficios de la dieta.

Preparación

  • Primer paso: Debes lavar muy bien unos 10 cm de hoja de aloe vera y luego secarla, ya que segrega un líquido amarillento que es malo para tu salud, puede provocar calambres de estómago, diarreas, vómitos y ser tóxico en personas alérgicas al látex. También es importante deshacerse de la suciedad.
  • Segundo paso: Use un cuchillo afilado para cortar los lados y separar la hoja, luego retire cualquier residuo amarillo que se desprenda al cortar la planta. Debería quedarse con una sola sustancia transparente y pegajosa, sin manchas amarillas o verdes. Úselo inmediatamente o guárdelo en un recipiente hermético durante unos días. Aunque es mejor disfrutarlo fresco.
  • Tercer paso: Una vez que tengas el gel enjuaga y mete en una licuadora con el jugo de medio limón y miel al gusto (opcional). Vierta unos 300 ml de agua de manantial y bata. Si lo desea, puede agregar una pizca de jengibre, azafrán o mezclar con otros jugos de frutas / verduras.

recomendaciones

Existen diferentes especies de esta planta, pero no todas deben considerarse seguras para el consumo, las dos variedades más conocidas son el aloe vera barbadensis y el aloe vera var. chinensis. Aunque a menudo se confunden, la diferencia es que el primero es comestible, cuando se desarrolla presenta hojas largas, gruesas y carnosas. Aunque este último se usa principalmente para su aplicación en la piel para tratar problemas menores, tiene hojas estrechas y manchas blancas.

Otra forma de conservar el gel o jugo de aloe vera es colocarlo en el recipiente que se usa para los cubitos de hielo y luego colocarlo en el congelador. De esa forma, estará listo cuando lo necesite. Recuerda beber en poco tiempo y descansar después de varias semanas de consumo continuo, así como consultar a tu médico antes de usar cualquier medicamento.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: