Cómo mejorar tu entrenamiento de triatlón con crossfit

El triatlón es uno de los deportes más exigentes en cuanto a resistencia muscular y para mejorar esta disciplina es bueno practicar los tres ejercicios directamente, añadiendo fuerza al entrenamiento se puede mejorar más y ser menos propenso a las lesiones. Los atletas realizan sesiones de fuerza con movimientos multiarticulares, utilizan pesos libres y básicos olímpicos, distribuyendo el trabajo de manera coordinada y logrando una estabilización dinámica.

Siempre es importante manejar una técnica bien ejecutada y adaptaciones previas para poder realizar ejercicios funcionales con pesos libres y pensar en los movimientos no tanto en los músculos, por eso nació el método CrossFit, un sistema seguro para mejorar lo que necesitas. Para un acercamiento a los deportistas de fondo, lo más adecuado es introducir este tipo de contenidos, principalmente en la pretemporada y posteriormente aplicar sesiones de trabajo más específicas según las competiciones, si eres un deportista exigente y quieres un buen rendimiento. , lo ideal sería introducir ciclos de este tipo entre una o dos veces por semana.

1- Maximiza la sencillez del crossfit:

La sencillez de CrossFit es el mayor atractivo, ya que los ejercicios se basan en trabajos de fuerza clásicos como el peso muerto, las flexiones o las sentadillas, algo que suele faltar en el triatlón, poniendo mucho peso. Los movimientos de crossfit con pesas rusas y carreras de velocidad brindan un eslabón perdido que nadar, andar en bicicleta o correr, aunque aumenta la resistencia pero tiene límites de energía.

Es necesario mantener siempre un límite para no excederte en el ejercicio, por lo que hacer combinaciones en entrenamientos sencillos es lo mejor que puedes hacer, también debes revisar tus debilidades y prioridades para seguir maximizando el triatlón.

2- Usa el crossfit para desarrollar roles:

Concéntrate en la técnica de cada movimiento que hagas para que puedas sacar aún más provecho de un entrenamiento. Puedes ayudarte viendo videos explicativos si no tienes, por ejemplo, un entrenador de crossfit certificado, leyendo artículos que te puedan ayudar, etc. muslos y caderas débiles o que la columna esté mal posicionada, generando dolor lumbar, por lo que lo mejor es comprobarlo antes de empezar a correr o montar en bicicleta para que no acabe afectando a la mecánica y provocando con el tiempo lesiones que impidan tu rendimiento.

Si haces una flexión con una mala postura, es decir, con la espalda caída y los brazos abiertos, es porque necesitas trabajar más la fuerza del core, que es importante para desarrollar las otras tres disciplinas y la estabilidad de los hombros cuando natación.

3- Aumenta la potencia en temporada baja:

Los burpees, las dominadas, los sprints de 400 metros y los swings con pesas rusas son movimientos funcionales de CrossFit que pueden aumentar la capacidad, la velocidad, la carrera y el ciclismo. Es fundamental hacer CrossFit, especialmente fuera de temporada, como el otoño o el invierno, para mejorar aún más cada disciplina, ya que los entrenamientos de preparación específicos para la carrera fuera de temporada pueden ser reemplazados por el desarrollo de potencia posible con CrossFit.

A medida que se acerca la temporada de carreras, es fundamental especificar los objetivos de entrenamiento para el triatlón, por lo que deben reducirse a solo una vez por semana para evitar lesiones. Lo creas o no, el crossfit puede dejarte dolorido durante uno o dos días, así que ten cuidado, ya que esto puede descarrilar el gran evento, así que recuerda que debes mantener una línea de esfuerzo mínima para obtener un buen resultado.

Apéndice:

  • Trabaja los músculos del tronco, ya que es fundamental para cualquier movimiento funcional, ya que es el eslabón por el que se transmiten todas las fuerzas, además de proteger la columna vertebral.
  • Los dos movimientos básicos que no deben faltar en las sesiones son: sentadillas y peso muerto para estabilizar aún más el tren inferior y mejorar la fuerza.
  • Los ejercicios de suspensión requieren un mayor control sobre la postura, la propiocepción y la coordinación del movimiento para gestionar el centro de masa.
  • Puedes aprovechar el crossfit incluso en la pared con tu propio peso para realizar numerosos ejercicios, por ejemplo hacer una plancha con los pies en la pared o levantar más las piernas hasta alcanzar una posición vertical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

scroll to top
https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
A %d blogueros les gusta esto: