Cómo cerrar los poros para siempre con huevo

¿Cansado de tener los poros abiertos? No te preocupes porque hay un remedio natural muy eficaz que te ayudará a cerrar los poros y, de esta manera, podrás tonificar tu piel, reducir las imperfecciones y lucir mucho más unificada, suave y lisa.

El huevo es un aliado perfecto para nuestros tratamientos de belleza porque tiene propiedades interesantes que ayudan a mejorar la apariencia de nuestra dermis y evitar espinillas, puntos negros o espinillas.

Los beneficios de este alimento para la piel:

Los poros se pueden cerrar con huevo, ya que este ingrediente tiene propiedades ideales para mejorar el aspecto de la piel y hacerla lucir más limpia, sana y sin imperfecciones. Es un alimento lleno de vitaminas y minerales que revitalizan la dermis y pueden combatir imperfecciones de la piel como el acné, granos o puntos negros.

Los poros abiertos son los responsables de que la suciedad se acumule en su interior y, por tanto, que aparezcan todas estas protuberancias, por lo que para poder mostrar una piel limpia y sin brillo lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que el poro esté cerrado y, para ello, el huevo es su mejor aliado.

Recuerde que la clara de huevo está compuesta esencialmente de proteínas y, por lo tanto, nutrirá profundamente la dermis haciéndola lucir firme, sin manchas ni arrugas: La proteína consigue reparar los tejidos y la luteína, por su parte, hidrata la piel y le da una elasticidad extra.

La yema se utiliza en tratamientos de belleza para aportar más hidratación y suavidad a la dermis, pero el claro que es donde abundan los nutrientes se utiliza para diferentes propósitos. A continuación vamos a descubrir los beneficios para la piel:

Cierra los poros: las proteínas que se encuentran en la clara de huevo actúan cerrando los poros y produciendo un efecto lifting temporal ya que proporciona una mayor textura a la piel.

Limpia la piel a fondo: la clara de huevo penetra en las capas más profundas de la dermis, eliminando la suciedad que pueda haber quedado incrustada.

Proporciona una suavidad extra:

Calmante natural: el transparente también contiene propiedades calmantes que logran disminuir la hinchazón de las zonas de la dermis que están irritadas, dañadas o quemadas, por lo tanto, es ideal para reducir la inflamación del acné o granos.

Para poder cerrar los poros con huevo, empezaremos a facilitarte la receta de una mascarilla facial que podrás hacer una vez a la semana para aprovechar al máximo sus beneficios. Lo necesitarás:

  • 2 huevos.
  • Jugo de medio limón.

Tenga en cuenta que el limón también es un aliado perfecto para combatir el acné porque tiene propiedades astringentes, limpiadoras y blanqueadoras. Para preparar esta mascarilla, lo primero será separar las claras de la yema ya que sólo usaremos la clara.

Tan pronto como lo tenga, bata las claras de huevo hasta que estén espumosas y luego agregue el jugo de limón y bata de nuevo para que los ingredientes se integren. Una vez lista, puede empezar a aplicar esta mascarilla sobre la piel con un pincel o con la punta de los dedos. Aplicar con movimientos circulares sobre la piel para que los beneficios penetren profundamente, dejar actuar durante 30 minutos y aclarar con agua tibia.

máscara casera con huevo y avena, ya que este último ingrediente es ideal para regular la producción de sebo en la piel y tratar la piel grasa. Para esta mascarilla necesitará:

  • una clara de huevo.
  • 3 cucharadas de avena.

Tenemos que batir el blanco hasta que esté espumoso y luego añadir la harina y volver a remover hasta obtener una pasta. Una vez listo, extender la mezcla sobre el rostro dejando actuar 20 minutos, luego enjuagar y repetir semanalmente este tratamiento para obtener un cutis perfecto y radiante.

El huevo también es perfecto para nutrir profundamente la piel y obtener una mascarilla que reduce las imperfecciones y, al mismo tiempo, hidrata completamente la piel. Usaremos una máscara hecha con huevo pero también con yogurt natural.

  • 1 yogur natural (sin azúcar)
  • 2 claras de huevo

Separar las claras de la yema, verter las claras de huevo en un bol y remover hasta que quede espuma, añadir el yogur y mezclar de nuevo para que ambos productos estén bien mezclados.

Limpie bien la cara y aplique esta mascarilla casera dejando actuar durante 15 o 20 minutos; luego enjuague bien la piel y repita este tratamiento una o dos veces por semana. Con el tiempo notará que su piel está mucho más limpia, suave y sin la presencia de puntos negros o acné.

Si te gustó, danos un gusto, y comparte en tus redes sociales, déjanos tu comentario a continuación, y si no estás suscrito y únete a esta gran familia. Un gran abrazo, nos vemos en el próximo video.

Fuente: belleza.uncomo.com

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: