La palabra leptina proviene del griego leptos, que significa delgado, es una hormona producida por las células grasas presentes en el cuerpo y por los enterocitos del intestino delgado, logrando enviar información al cerebro sobre las reservas de grasa. Es por eso que ayuda a controlar el apetito, el metabolismo y el gasto energético, beneficiando el consumo de alimentos.

¿Cuál es el papel de la leptina en el control de peso?

Como esta hormona es producida por las células grasas, los niveles están relacionados con la cantidad de grasa presente en el cuerpo. En otras palabras, cuando el cuerpo funciona correctamente, las células grasas producen leptina, lo que hace que el hipotálamo reduzca el apetito. Pero cuando aumenta de peso, el cuerpo se vuelve menos sensible y puede desarrollar resistencia a la leptina.

Aunque las personas con sobrepeso tienen altos niveles de la hormona, el cerebro no recibe la señal para dejar de comer. Es importante mantener niveles saludables de la hormona al adoptar una dieta equilibrada. Según el consejo que veremos a continuación.

1-sueñomás

No dormir adecuadamente contribuye a la producción de menos leptina y más grelina, que es una hormona que envía señales de hambre a nuestro cuerpo. Según un estudio, las personas que no duermen bien tienen un nivel más bajo de leptina, ya que estos niveles aumentan durante las horas de descanso.

Es por eso que muchas personas después de una mala noche de sueño tienden a sentir más hambre, ya que los niveles hormonales pueden disminuir hasta en un 15%.

2-Realizar entrenamiento de intervalos de alta intensidad

Como saben, la actividad física es el complemento ideal para los hábitos alimenticios para perder peso y estar saludable. Entre los cuales se encuentra el entrenamiento por intervalos, que consiste en hacer ejercicio a un ritmo intenso durante un período corto. Ser capaz de estimular las hormonas para aumentar los mecanismos de quema de grasa y mantenerse saludable.

3-Evitar restriccionescalórico

Tener estilos de alimentación saludables no significa que reduzca su consumo de calorías tanto como sea posible, ya que el cuerpo los necesita para realizar muchas de sus funciones y su restricción puede causar problemas de salud. Porque, si se obtienen nutrientes insuficientes, el cuerpo comenzará a disminuir la producción de hormonas y el metabolismo disminuirá, como la leptina.

4-Consume carbohidratos complejos y omega 3

Cuando hablamos de carbohidratos complejos, nos referimos a los que se encuentran en las frutas y verduras, ya que son una buena fuente de fibra y agua que proporcionan al cuerpo una sensación de saciedad sin consumir tantas calorías. También puedes comer avena, arroz integral y quinua.

Debe mantenerse alejado de los carbohidratos simples presentes en los alimentos elaborados con harina refinada, azucarada y procesada, ya que aumentan los niveles de insulina e interrumpen la producción de leptina.

Por otro lado, consumir omega 3 en suplementos o alimentos como el salmón y las sardinas puede ayudar a aumentar la hormona leptina, respaldar una respuesta inflamatoria saludable y aumentar la sensibilidad del cuerpo.

5-Incluir proteína en el desayuno

Preparar un desayuno rico en proteínas lo ayudará a sentirse más lleno durante las siguientes horas. Cómo comer alimentos con una buena fuente de fibra, como granos enteros, avena y verduras, logrando enviar la señal al cerebro para liberar más leptina.

6-Disminución del consumo de fructosa

Los alimentos ricos en fructosa inhiben la producción de leptina, especialmente el jarabe de maíz, productos procesados ​​como refrescos, galletas y todo tipo de bocadillos dulces que se encuentran en los supermercados. Por lo tanto, debe preparar recetas más saludables, en las que pueda comer productos frescos, lo más natural posible.

ARTÍCULOS RELACIONADOS