Cardio: ¿Antes o después del entrenamiento de fuerza?

Aunque muchas personas tradicionalmente sabían cómo alternar los ejercicios, es decir, un día, ejercicios de cardio y otro ejercicio de fuerza o viceversa. Debido a las diferentes ocupaciones generadas durante el día y la necesidad de mantenerse en forma para mejorar la calidad de vida. Las personas tienden a combinar el entrenamiento cardiovascular con el entrenamiento de fuerza.

Sin embargo, existen dudas sobre lo que debe hacerse primero y si esa elección afecta su condición física, pero en realidad depende de lo que espera lograr al hacer el entrenamiento. Es decir, si desea perder peso, mejore la salud del corazón o desarrolle fuerza. Todo esto determina la secuencia y frecuencia de los ejercicios. Por lo tanto, es importante que esté bien informado para poder alcanzar sus objetivos.

¿Es mejor hacer cardio antes o después del entrenamiento con pesas?

Si desea desarrollar fuerza, es aconsejable detener el entrenamiento cardiovascular al final del entrenamiento. Esto se debe a que levantar pesas es más difícil para el cuerpo y requiere toda la energía en los niveles físico y mental. De esa manera, puede realizar el ejercicio correctamente y así evitar posibles lesiones.

De lo contrario, comenzará sudado y sin aliento para realizar tantas repeticiones sin comprometer la postura. Lo que dificulta el ejercicio y la fatiga puede ser insostenible. Del mismo modo, debe priorizar el entrenamiento de fuerza si el objetivo es perder peso y realizar cardio después para quemar más grasa.

Pero si desea mejorar la aptitud cardiovascular, la primera opción es hacer ejercicios cardiovasculares. Por ejemplo, correr o andar en bicicleta, y así preparar los músculos para el trabajo físico levantando pesas. También es muy útil cuando estás entrenando para una carrera, porque si comienzas con pesas, el nivel de resistencia disminuirá.

¿Cuál es el mejor tipo de cardio para complementar el entrenamiento con pesas?

El entrenamiento con pesas da como resultado ejercicios anaeróbicos, en los que se producen pequeñas explosiones de energía que no necesitan oxígeno adicional para inhalarse. Por lo tanto, el complemento que iría de la mano sería un cardio de baja intensidad, que tampoco requiere oxígeno adicional, para mantener la frecuencia cardíaca durante mucho tiempo.

Debes elegir lo que más te guste mientras le das variedad a los ejercicios, ya que hacer el mismo régimen de cardio y peso siempre causa fatiga. Debido al uso excesivo de músculos y articulaciones.

Recuerde que si hace ejercicio cardiovascular de alta intensidad, también necesitará tiempo para recuperarse de la misma manera, al menos 8 horas entre ejercicios para que el cuerpo se recupere y pueda levantar peso. Es por eso que si desea combinar ejercicios de fuerza, es mejor combinarlos con ejercicios aeróbicos de baja intensidad.

¿Con qué frecuencia debes hacer cardio y entrenamiento de fuerza?

Según las declaraciones de varios expertos en salud, es recomendable realizar un entrenamiento cardiovascular moderado hasta completar 150 minutos por semana o realizar 75 minutos de ejercicio cardiovascular vigoroso por semana. Durante el entrenamiento de fuerza, al menos dos veces por semana, pero todo depende de sus objetivos y del tiempo disponible.

Para resumir un poco lo que se dijo en el artículo, puede tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Si su objetivo es mejorar la resistencia y el estado físico general, primero pruebe los ejercicios cardiovasculares.
  • Si desea quemar grasa, perder peso o fortalecerse, comience con ejercicios de fuerza.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

scroll to top
https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
A %d blogueros les gusta esto: