Así es como puede estimular la tiroides para perder peso

Nuestra glándula tiroides es responsable del metabolismo y la producción de varias hormonas necesarias para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Sin embargo, cuando no es muy activo, provoca la aparición de hipotiroidismo y, con ello, aumento de peso, que en muchos casos es bastante difícil de eliminar. Como no se producen suficientes hormonas, se produce una disminución de la tasa metabólica y, por lo tanto, dificultad para mantener el peso.

Las posibles causas incluyen inflamación que daña las células de la glándula tiroides. Su origen también puede estar en una respuesta del sistema inmune, infecciones y embarazo. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, de acuerdo con las indicaciones médicas y los cambios en el estilo de vida, puede estimular y mejorar su funcionamiento para facilitar la pérdida de peso.

A continuación, veremos cómo puede estimular la glándula para que realice su función correctamente y podamos mantener el peso adecuado.

Mejorar la dieta

Comer bien es la base para mantener un cuerpo sano y prevenir la aparición de diferentes enfermedades, incluido el sobrepeso. Este tipo de dieta debe ser variada y equilibrada, por ejemplo, debe incluir grasas, pero saludable, además de ser fácil de metabolizar, como carnes magras, pescado blanco, aceite de oliva, semillas. También debe reemplazar las harinas refinadas con granos integrales, ya que reducen la acumulación de grasa y azúcar en la sangre.

Deben evitarse ciertos alimentos, como los que contienen bociógenos involucrados en la absorción de yodo y el mal funcionamiento de la glándula tiroides. Entre los cuales se encuentran el maíz, el trigo, la soja, el melón, la naranja, el rábano, el maní, las coles de Bruselas, la coliflor, el brócoli.

Coma comidas pequeñas y frecuentes

El hipotiroidismo disminuye la función del sistema digestivo, por lo que es importante consumir más comidas en porciones pequeñas pero frecuentes y con nutrientes. Al igual que las proteínas de alta calidad, los carbohidratos complejos y las grasas saludables mencionadas anteriormente. Para ayudarlo con este proceso, puede usar un diario de alimentos en el que registre todos los alimentos, nutrientes y calorías.

Debe evitar el ayuno y el hambre, aunque este es un síntoma muy común cuando la glándula se debilita, pero a diferencia de la pérdida de peso, saltarse las comidas ralentiza el metabolismo. Es por eso que se recomienda comer repetidamente con alimentos saciantes. También debe evitar comer alimentos procesados ​​o producidos industrialmente, ya que su contenido aditivo perjudica la función tiroidea.

Aumentar el consumo de agua.

Para que el cuerpo funcione de la manera más normal posible, debe mantenerse hidratado, entre 2.7 y 3.7 litros de agua por día. Ser la mejor opción para evitar las bebidas azucaradas y ayudar a eliminar los desechos de nuestro cuerpo. También se debe agregar una buena noche de sueño a esta acción, alrededor de 7 a 9 horas seguidas, para que el cuerpo descanse lo que se merece, de lo contrario se reduce la tasa metabólica.

Hacer ejercicio a menudo

La actividad física es el complemento ideal para los consejos mencionados anteriormente para aumentar el metabolismo. Aunque en la mayoría de las personas con una glándula debilitada, su rendimiento físico disminuye, no debería ser una excusa para mover el cuerpo.

Las actividades que se pueden realizar incluyen caminar rápido, correr, andar en bicicleta, nadar y hacer ejercicio aeróbico, ya que son ejercicios cardiovasculares muy efectivos. Aunque tienen más efecto en lo que son de alta intensidad, como el entrenamiento de intervalos. El levantamiento de pesas también es de gran ayuda, ya que le permite aumentar el metabolismo, desarrollar músculos y quemar calorías.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
A %d blogueros les gusta esto: