Aprenda a mantener sus verduras frescas

Las verduras son parte fundamental de una dieta saludable, gracias al contenido de vitaminas, minerales, fibras y agua. Por ello, deben estar siempre disponibles en nuestra cocina a la hora de preparar las diferentes comidas del día y meriendas para toda la familia.

Pero mantener una amplia variedad de verduras frescas para el consumo durante la semana puede convertirse en una tarea difícil si no se tienen en cuenta algunas formas de almacenamiento. Por eso, en esta ocasión te damos algunos consejos para que disfrutes de estos alimentos por más tiempo del que nunca imaginaste.

Aspectos a considerar

Elija las verduras más frescas: Este es el primer paso para extender su vida útil. Por ejemplo, las verduras de hoja verde deben tener colores intensos, no debes comprar aquellas que tienen hojas blandas o amarillas. Cuando elijas raíces, repollo, calabaza y cebolla, debes pesarlas por su tamaño, sin manchas ni puntos blandos.

Tenga en cuenta algunos factores: Al almacenar alimentos, se deben tener en cuenta factores como la temperatura, el etileno y el flujo de aire. Dado que muchos quedan bien en el refrigerador, mientras que otros se dejan a temperatura ambiente, como las papas, las cebollas y el ajo.

Mantenga las verduras alejadas de las frutas: Algunas frutas como las manzanas y los plátanos liberan gas etileno. Esto acelera la maduración y, por tanto, la descomposición de ciertos alimentos sensibles al etileno. Entre los que destacan la col, las verduras de hoja verde, la lechuga y el brócoli.

Elija el embalaje adecuado: Los productos que se mantienen bien a temperatura ambiente necesitan una adecuada circulación de aire, por lo que el uso de bolsas de plástico contribuye a su deterioro prematuro, por lo que lo mejor es sacarlos del empaque y dejarlos respirar.

Mientras que aquellos que necesitan refrigeración pueden mantenerse más frescos cuando están sellados, usando bolsas con cierre o recipientes herméticos. Dado que retienen la humedad, previenen la deshidratación y ayudan a proteger contra los efectos del gas etileno.

Como para stock algo de comida

En un lugar fresco, seco y oscuro: Algunas verduras permanecen frescas por más tiempo en estas condiciones, es decir, en un lugar fresco a temperatura ambiente y lejos de la humedad, el calor y la luz. Por ejemplo, un gabinete de cocina lejos del horno, la temperatura ideal para una despensa sería entre 50 y 60 ° F.

Esto incluye cebolla, ajo, calabaza, todo tipo de papas, incluyendo ñame y camote. Debe tener en cuenta que aunque las patatas y las cebollas se guardan en la despensa, no deben colocarse una al lado de la otra, ya que las patatas brotarán más rápido si se almacenan cerca de las cebollas.

En la nevera: Siguiendo las recomendaciones mencionadas anteriormente, la mayoría de los alimentos se pueden conservar bien durante toda la semana. Aunque algunos requieren cuidados especiales, por ejemplo los espárragos, ya que su vida útil es bastante corta, incluso refrigerada.

Espárragos: Para prolongar la vida útil, puede cortar un poco la parte inferior de los tallos y luego colocarlos en posición vertical en un frasco de vidrio con agua a la mitad. Ahora llévalos al refrigerador y cubre sin apretar la parte superior con una bolsa de plástico. Trate de no apilar, si hay demasiados, puede dividirlos en más contenedores, para que estén frescos durante aproximadamente una semana. Cambie el agua si se pone turbia.

Hongos: Deben refrigerarse en una bolsa de papel en lugar de en una de plástico, ya que los hongos tienen un alto contenido de agua y al evaporarse pueden atascarse en el plástico, haciéndolos pegajosos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: