El jengibre y el ajo son dos superalimentos que, cuando se combinan, se vuelven aún más potentes y beneficiosos para la salud y el organismo.

Ambos actúan como agentes antiinflamatorios y antibacterianos naturales, capaces de ayudar a prevenir y tratar algunas enfermedades o dolencias como dolores de cabeza, de garganta y de muelas, ayudan a tratar el asma, la artritis y el acné.

Dime en los comentarios con qué nombre se conocen estos ingredientes en tu país. Yo los conozco como ajo y jengibre.

Una excelente forma de consumirlos es en forma de té, aunque también puedes y debes utilizar estos dos ingredientes en platos y comidas más a menudo. Pruébalo y aprovecha todos sus beneficios.

añade ajo y jengibre a tu agua del día, y todos te pedirán que les digas por qué ya no usas otra receta Añade Ajo y Jengibre a tu Agua del Día, y todos te pedirán que les digas por qué ya no usas otra Receta glass teapot of tea with ginger and citrus RF44R4W scaled

Glass teapot of tea with ginger and citrus close up

Antes de enseñarte a hacer la receta, conozcamos los increíbles beneficios para la salud del jengibre y el ajo mezclados en un té.

1. Control de la presión arterial.

El jengibre contribuye a la reducción de la presión arterial al optimizar la absorción de calcio por parte del corazón. Si lo combinas en una taza de té de jengibre con ajo, puedes potenciar aún más los beneficios del jengibre en cuanto a la reducción de la presión arterial.

2. Reducción del colesterol.

El ajo ayuda a reducir el colesterol LDL en la sangre. Por lo tanto, si tomas regularmente té de jengibre y ajo, puedes reducir el colesterol malo y así prevenir otras enfermedades.

3. Mejora de la salud cardiovascular.

La presión arterial alta y el nivel de colesterol LDL son las principales causas de las enfermedades del corazón. El té de estos dos superalimentos dilata los vasos sanguíneos y también previene la arteriosclerosis, preservando así tu salud cardiovascular.

4. Pérdida de peso.

El té de jengibre y ajo puede optimizar el metabolismo, ayudando al cuerpo a disolver y prevenir la acumulación de grasa. Por lo tanto, este es un excelente té para controlar el peso e incluirlo en tu dieta para ayudarte a perder algunos gramos o menos de kilos.

5. Resolver problemas digestivos.

La combinación de jengibre y ajo puede aliviar las flatulencias, los vómitos y los problemas estomacales. Además, por su propiedad antibacteriana, puede combatir la diarrea. Así que este es un té que debes tener siempre a mano para solucionar cualquier problema digestivo.

6. Reduce los resfriados.

Quien esté resfriado debe apostar por este té y beberlo caliente.

Al fin y al cabo, es capaz de aliviar la congestión nasal y la tos, además de regular los líquidos corporales y reducir la fiebre. Sus propiedades antiinflamatorias son beneficiosas para curar los resfriados.

7. Previene el envejecimiento prematuro.

El jengibre y el ajo tienen antioxidantes capaces de combatir la edad y prevenir enfermedades relacionadas con ella. Además, ayudan a mantener la piel joven durante más tiempo.

8. Ayuda a prevenir el cáncer.

Los antioxidantes del té de jengibre y ajo ayudan a prevenir la aparición y el desarrollo del cáncer. Así que, nada como beber esta bebida regularmente.

9. Desintoxicación.

Además de disolver y eliminar las grasas, el té de jengibre y ajo también puede mejorar tu salud. Es posible porque el té puede desempeñar el papel de un desintoxicante potencial. Eliminará los residuos, las toxinas y otros materiales no deseados para mejorar aún más el sistema inmunológico.

Para preparar esta receta de jengibre y ajo, necesitaremos los siguientes ingredientes:

Tres cucharaditas de raíz de jengibre fresca y rallada;

Tres dientes de ajo;

500 mL de agua;

Una cucharada de miel.

Método de preparación:

Primero hay que amasar los dientes de ajo.

Ralla el jengibre, añade ambos ingredientes a una olla junto con el agua, y deja que hierva durante unos 10 minutos.

Luego debes retirar del fuego, colar y añadir la miel.

Puedes beberlo varias veces al día, y notarás un cambio radical en tu salud.

Luego, pasado ese tiempo, licua las ciruelas con la misma agua.

Cuela, y de nuevo lo guardarás en la nevera.

Cómo utilizarlo:

Todas las mañanas, en ayunas, bebe un vaso de este zumo, y empezarás a notar muy rápidamente los increíbles cambios que presentará tu cuerpo.

En poco tiempo, la grasa abdominal se reducirá notablemente.

Los resultados de esta bebida fueron comprobados científicamente.

En un estudio realizado con ratas, los científicos las engordaron con carbohidratos y alimentos ricos en grasas saturadas, y luego las ratas desarrollaron problemas de salud al igual que nosotros.

Después de esto, los científicos les dieron jugo de ciruela, y lo que sucedió los impactó, ya que los niveles de peligro disminuyeron drásticamente y de manera muy satisfactoria.

Por esta razón, hoy, compartimos con ustedes esta receta para que también la aprovechen y tengan excelentes resultados.

Pero si no te gusta o no soportas el sabor de las ciruelas, no te preocupes, porque te daré otra opción muy efectiva que también te ayudará a perder peso.

2ª receta para adelgazar mientras duermes.

Esta receta debes tomarla por la noche antes de acostarte porque notarás su efecto al despertarte al día siguiente, durante la mañana y por la tarde.

Esta receta es perfecta para desintoxicar y eliminar los residuos del cuerpo.

Los ingredientes necesarios son los siguientes

Un pepino.
Una cucharadita de jengibre rallado.
Medio limón.
Un manojo de perejil.
Un poco de agua, menos de medio vaso.

Cómo se prepara:

Agregue todos los ingredientes a una licuadora y proceda a licuar.

Una vez listo, cuele.

Sirve en un vaso y consume esta bebida antes de acostarte.

Te aseguro que notarás los grandes resultados que tendrás en poco tiempo.

Así que comienza desde esta misma noche para que puedas perder peso muy pronto.

¡Espera! No te vayas todavía.

Como regalo, te daré una última receta que es muy fácil de hacer.

Batido de piña con jengibre para adelgazar.

Este batido es muy nutritivo, ya que la piña contiene muchas propiedades diuréticas que ayudan a digerir las proteínas.

Por otro lado, el jengibre, además de sus beneficios para quemar grasas, aporta fuerza al organismo para evitar resfriados.

La preparación es la siguiente:

Agrega medio vaso de agua en una licuadora, un poco de piña picada y un poco de jengibre rallado. Ah, también añade unos cubitos de hielo.

Licúa y tendrás un refrescante y delicioso batido nutritivo.

Bébalo en cualquier momento del día que prefiera.

Esta información es esencial, así que no te la guardes para ti y compártela con los demás.