A pesar de las señales y las adversidades, cumple su sueño de honrar a su humilde padre.

Dicen que la vida siempre ofrece las mejores oportunidades y que lo importante es saber aprovecharlas y no dejarlas ir; como la oportunidad de estudiar y prepararse académicamente para poder seguir una carrera profesional en el futuro.

Un claro ejemplo de esto es una niña que, siendo hija de un taxista, ella se convirtió en la mejor estudiante tu universidad.

Katherine Román Neza, originaria de Perú, tiene 18 años y ella olvidó todas las cosas que las personas de su edad hacen para estudiar y sé el orgullo de tu familia.

Recientemente se unió a la Pontificia Universidad Católica del Perú, y lo hizo al obtener el primer lugar en el registro de candidatos para estudiar la carrera requerida en ingeniería civil.

Los sacrificios de Katherine varían de deja de festejar, estudia al menos 12 horas al díae incluso dejar de lado las redes sociales, ya que cree que pasan mucho tiempo valioso que se puede dedicar a asuntos más importantes.

«Estoy muy contento con lo que he logrado, los sacrificios no importan porque hice realidad uno de mis grandes sueños y no me arrepiento de nada «, dijo Katherine.

Katherine es hija de Tomás Román, de 54 años y actualmente estudia contabilidad; y está muy seguro de que tomó el ejemplo de la perseverancia de su padre.

«Felicitaciones, es un logro importante y solo obtenido con perseverancia y dedicación«Un usuario de Internet comentó.

Su madre, Benedicta Meza, está dedicada al hogar y es la persona que se esfuerza por preparar alimentos saludables.Porque sabe que el cuerpo necesita una buena dieta para realizar las actividades necesarias.

El sueño de Katherine es poder, en el futuro, construir puentes de tierra y otros proyectos que ayuden al desarrollo de su país.

«Muy bien, nuestro país necesita personas tan entusiastas y comprometidas», dijo un usuario de la red.

Además, Katherine tiene dos hermanos, y ella espera que todo lo que ha hecho hasta ahora los inspire, independientemente de la carrera que elija cada uno.

La joven ahora ve los frutos de su esfuerzo, nunca se rindió, a pesar de las dificultades y acusaciones que recibió por su humilde posición financiera.

Sin lugar a dudas, el ejemplo de Katherine es un ejemplo que el esfuerzo que cada persona pone en la realización de sus sueños siempre será definitivo en el resultado que obtienes de ellos.

Comparta esta historia para motivar a más personas a prepararse y soñar con el bien que su conocimiento puede generar en sus propios países. Pero, sobre todo, recuerda que nada es imposible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

scroll to top
https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
A %d blogueros les gusta esto: