A la familia le dijeron que murió de COVID-19, pero cuando abrieron el ataúd, lo esposaron – Viralistas.com

La familia de Luis Iván Mejía Beltrán ha sufrido una pesadilla desde que recibió el cadáver de 31 años, no solo por el dolor de perderlo para siempre, sino por la incertidumbre el caso.

El Instituto de Medicina Forense de El Salvador entregó el cuerpo a la familia del joven. En el informe, lo describen como la causa de la muerte. sangrado en el tracto digestivo debido al coronavirus.

Luis Iván Mejía Beltrán, de 31 años, y otros nueve jóvenes, incluido su hermano, de esa ciudad, fueron capturados por la policía acusados ​​de matar a un soldado.

Vilma Zavaleta, esposa del difunto, aseguró en una entrevista que no era capaz de ser acusado de un delito, dijo que dedicó su vida a trabajar “en cualquier cosa” para llevar a su familia adelante. Trabajó como músico, motorista e incluso como payaso. ofreciendo sus servicios en eventos y fiestas infantiles.

“Como esposa, y ante Dios y mi hija, te digo que el día que mataron al niño (se refiere al soldado), el estaba conmigoVilma Zavaleta agregó.

El joven murió mientras estaba bajo custodia policialAnte las dudas sobre su muerte, la familia decidió presentar una queja.

Cuando entregaron el cuerpo, se les indicó que no abrieran el ataúd, pero querían decirle adiós, por lo que decidieron abrir la tapa para verlo delante de la tumba. En ese momento Descubrieron que estaba esposado y que tenía signos de maltrato.

A lesiones faciales El fallecido demostró que recibió un trato violento.

Los familiares no creyeron el informe y remitieron el caso a la fiscalía, denunciando las presuntas irregularidades. Justo después del entierro, la acusaciónordenó una exhumación iniciar investigaciones sobre el caso.

Antonio Barahona, tío del joven fallecido, dijo que pedir justicia a las autoridades, dice que su sobrino fue asesinado sin merecerlo.

Las autoridades policiales niegan que Luis Iván haya sufrido algún abuso físico, dijo el joven. presentó vómitos, diarrea y convulsiones y fue trasladado al hospital.

“Fue transferido en ese momento y, al llegar al hospital, el doctor que lo cuidaría dijo que ya había fallecido“Dijo el comisionado Carlos Aguilar, jefe de policía en Zacatecoluca.

Cuando le preguntaron a Aguilar por qué esposaron a Luis Iván, respondió:

“Tenía esposas por miedo a tener un coronavirus, porque entonces se manifestaron en el hospital, que no amaron ni se acercaron al cuerpo “.

Adelia Mejía, madre de Luis Iván Mejía Beltrán, declaró ante un medio de comunicación:

“La muerte de mi hijo no debería ser así, porque Me dijeron que murió de COVID-19Pero no, luego sospeché y dije que si fuera por COVID, no me lo habrían dado “, dijo la madre.

“No estamos señalando o culpando a nadie, pero al menos, esperamos que paguen por lo que hicieron, porque es injusto que mataron a mi hijo o tal vez por odio “, agregó.

El caso llegó a manos del fiscal y abogado de derechos humanos Apolonio Tobar, quien Destacó que aguardan los resultados de la exhumación, instó al director de policía y al fiscal general de la república y al juez a cargo del caso, un informe completo sobre la muerte del joven.

Tu objetivo es verificar si realmente hubo un compromiso de integridad física sobre el joven que causó su muerte, explicó el abogado.

La noticia conmocionó a su comunidad, la familia debe tener las respuestas sobre la muerte del joven que deja a su madre, esposa e hija desconsoladas. Compartir.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: