8 efectos secundarios de quemar incienso en casa

El incienso es un producto elaborado con materiales naturales, que se pueden quemar y crear así un humo aromático. Es muy utilizado en los hogares para obtener un ambiente más agradable, también para mejorar la energía, entre otros fines. Sin embargo, la exposición frecuente a este humo puede tener un impacto negativo en la salud de las personas. Por eso queremos mostrarte los posibles efectos del incienso en tu cuerpo. Para que puedas tomar las medidas preventivas necesarias, como limitar el uso y abrir ventanas tras su uso, incluso explorar alternativas que no supongan un riesgo.

1-Afecta tus vías respiratorias

La mayoría de las personas expuestas al humo del incienso no pueden controlar la necesidad de toser y estornudar. Esto se debe a que contiene irritantes respiratorios que causan malestar. Varios estudios incluso han confirmado que algunos tipos de incienso pueden ser tan tóxicos como el propio cigarrillo. Se cree que este humo puede penetrar profundamente en las vías respiratorias, ya que tiene una mayor cantidad de partículas más finas.

2 causas de problemas en la piel

Las varillas de incienso también pueden influir en la salud de la piel, especialmente si padece alergias constantemente. Cada vez que se quema el incienso, las partículas y otros alérgenos interactúan con la piel y se disuelven en sebo, una sustancia aceitosa secretada para lubricar, provocando irritación o dermatitis de contacto. También aumentan los niveles de inmunoglobulinas en sangre, anticuerpos producidos en respuesta a alérgenos y que también son indicadores de dermatitis de contacto.

3 causas de dolores de cabeza

En muchas personas, este aroma penetrante puede ser el principal desencadenante de los dolores de cabeza. También es muy probable que, después de la exposición al incienso, no solo sienta dolor, sino que también sienta náuseas, mareos y malestar general. Por tanto, este tipo de productos no siempre tienen efectos calmantes o relajantes. Existen otras alternativas más eficientes que promueven un estado de tranquilidad.

4-empeora los síntomas del asma

La quema de incienso produce contaminantes e irritantes en el aire, que son la principal causa de enfermedades respiratorias, como el asma. Además, la exposición frecuente a este humo puede agravar los síntomas existentes de la enfermedad, como sibilancias y tos. La recomendación es evitar el uso de este tipo de productos en interiores, ya que es una de las formas de prevenir problemas graves de salud.

5-Aumenta el riesgo de Cáncer

Algunas investigaciones sugieren que la exposición a contaminantes en el aire mediante la quema de incienso en habitaciones cerradas durante mucho tiempo es muy tóxica para las células. Puede alterar el material genético que conduce a mutaciones, lo que influye en el desarrollo de varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de pulmón. Esta es una razón más para tener cuidado al usar incienso en casa.

6-Pone la salud del bebé

La exposición constante a este tipo de humo no es buena para su salud en general, especialmente si ya tiene otras afecciones médicas. Tampoco es recomendable estar expuesto durante tanto tiempo si está embarazada. Porque, como el humo del cigarrillo, puede poner en riesgo el desarrollo adecuado de su bebé debido a estas sustancias nocivas. Aumenta el riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer.

7-Puede afectar la salud del corazón

Así como el humo producido por la quema de incienso en los hogares tiene la capacidad de influir en el asma y el cáncer, también se ha relacionado con el riesgo de enfermedades cardíacas. Un estudio encontró que con el uso prolongado de incienso en el hogar, las personas tienen un 12% más de probabilidades de morir por problemas cardíacos, un 19% más de probabilidades de sufrir un derrame cerebral y un 10% más de probabilidades de desarrollar una enfermedad coronaria.

8-Crea problemas nerviosos

El incienso interno aumenta la concentración de monóxido de carbono, por lo que la exposición frecuente puede causar problemas neurológicos. Afecta la memoria y provoca un deterioro de las habilidades cognitivas. Si decides encender un incienso en casa, intenta tomar algunas precauciones. Procura no exponerse por más de dos horas y que sea en espacios ventilados, que no haya niños presentes y asegúrate de que el humo sea claro, si está muy concentrado es mejor apagarlo. Elija versiones naturales en lugar de sintéticas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: