Necesitas varios calcetines y una secadora. Coloque los calcetines en el zapato y apriételos bien. Haga funcionar la secadora con aire caliente y doble ligeramente los zapatos. Esto ayudará a estirarlos.

3. cuchara

Necesita una cuchara o cucharón de metal grande. Lo que vas a hacer es frotar y levantar con la cuchara como si fuera tu talón. Por tanto, debemos suavizar esa parte del talón.

4. Zapatos últimos

Hay formas de zapatos de madera o metal que funcionan para suavizar o estirar los zapatos. Algunos vienen con un spray elástico para zapatos que puede ayudar con el proceso, simplemente déjelos descansar un rato.

5. Periódico

Este es uno de los trucos más antiguos, pero realmente funciona. Llénelos de periódico. Amasar el periódico, humedecerlo un poco – nota: no debe empaparse, de lo contrario dañará la plantilla – déjelo secar y retírelo antes de usarlo.