5 remedios caseros para detener la caída del cabello

El cabello es parte fundamental del aspecto de cualquier persona, pero en muchos casos se ve afectado por varios factores. Es importante tener especial cuidado. Uno de los problemas más frecuentes tanto en hombres como en mujeres es la caída del cabello, si bien lo normal es perder entre 50 y 100 cabellos al día, es posible que experimentes una cantidad mayor, que puede ser permanente o temporal.

Entre las causas está la genética, un shock físico o emocional como la muerte de un relativo, pérdida de peso extrema. Asimismo, también influyen los cambios hormonales relacionados con el embarazo y la interrupción de las píldoras anticonceptivas. También la menopausia, algunas condiciones médicas que son enfermedades de la tiroides, alopecia areata. Infecciones y medicamentos del cuero cabelludo. En esta situación, lo ideal es consultar al médico para determinar las causas subyacentes y sugerir un tratamiento. Sin embargo, estas opciones pueden ser una forma sencilla de controlar la caída del cabello cuando no es grave.

1 jugo de cebolla

Es uno de los remedios naturales más antiguos y utilizados del mundo. Puede ayudar a tratar la alopecia areata irregular, favoreciendo el crecimiento del cabello y mejorando la circulación. Esto se debe a que los estudios en animales han podido demostrar que su aplicación contribuye a la producción de queratina y mejora el flujo sanguíneo. Masajear el cuero cabelludo también puede ayudar a restaurar el crecimiento, por lo que debe tenerse en cuenta al aplicar cualquier máscara.

¿Cómo usarlo?

Es necesario lavar, cortar y licuar unas cebollas para extraer el jugo, luego aplicar desde la raíz hasta la punta, dejando actuar unos 15 minutos para que penetre bien. Pasado el tiempo, retirar con abundante agua y el champú habitual.

2-aceite de coco

Este producto contiene ácidos grasos que penetran y reducen la pérdida de proteínas en el cabello. Se cree que esto puede promover el crecimiento, nutrir y brillar con un uso frecuente. Otros aceites también pueden ser efectivos, incluido el pescado, por ser una buena fuente de nutrientes, así como el aceite esencial de geranio, que estimula la circulación, y el romero.

¿Cómo usarlo?

Puedes usar aceite de coco antes o después del baño, aplica la cantidad requerida según tu tipo de cabello, ya sea graso o seco. Se distribuye bien sobre el cuero cabelludo y el cabello. Para el aceite de pescado, se deben seguir las instrucciones del fabricante, mientras que para el geranio y el romero es recomendable utilizarlo con aceite portador para evitar irritaciones. Incluso puedes agregar unas gotas al champú de tu elección para fortalecer, hidratar y restaurar tu cabello.

3-aloe vera

Es una plata que se ha utilizado durante mucho tiempo en el tratamiento de diversas dolencias. Ya sea consumido o aplicado sobre la piel, también es de gran ayuda a la hora de cuidar el cabello para evitar que se caiga, ya que calma el cuero cabelludo y acondiciona los mechones. Es capaz de reducir la caspa y desbloquear los folículos pilosos que pueden estar bloqueados por el exceso de grasa.

¿Cómo usarlo?

Simplemente lávate bien y corta una hoja de aloe o aloe, luego retira con cuidado el gel transparente del interior, trata de no contener residuos amarillentos y verdes. Luego aplíquelo en el cuero cabelludo varias veces a la semana. También puedes utilizar algunos champús, acondicionadores y tratamientos que tengan este ingrediente como elemento principal.

4 huevos y aceite

Esta es otra alternativa excelente y muy nutritiva que sirve para el crecimiento rápido y natural de tu cabello, gracias al contenido de proteínas que ayuda en la formación de nuevos mechones. También es rico en zinc, azufre, selenio, fósforo y yodo. Las mascarillas de huevo también son ideales para una piel sana y radiante.

¿Cómo usarlo?

Puedes separar la clara de huevo y colocarla en un bol en compañía de una cucharadita de aceite y miel, remover para formar una pasta, aplicar en todo el cabello y cuero cabelludo durante 20 minutos. Enjuague con agua fría y un champú normal.

5 vinagre de sidra de manzana

Este líquido limpia suavemente el cuero cabelludo y mantiene el equilibrio del pH, condiciones que son capaces de estimular el crecimiento de tu cabello, además de aportar un brillo especial. Es un enjuague que se aplica después del baño.

¿Cómo usarlo?

Comienza preparando una solución diluyendo 75 ml de vinagre en un litro de agua, así obtendrás un lote mayor o 15 ml en un vaso de agua tibia filtrada para que la cantidad de la mezcla sea menor. Otro remedio casero es utilizar jugo de limón aplicado in natura durante 15 minutos antes del baño con tu champú o con aceite esencial de limón diluido en aceite vehicular.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: