5 órganos que se ven afectados por el estrés

El estrés es una reacción biológica que se puede experimentar debido a las diferentes demandas que se deben cumplir en el día a día. Cuando el cerebro percibe una amenaza, puede enviar una señal al cuerpo para que libere una gran cantidad de hormonas, lo que desencadena una respuesta de lucha y huida. Esta respuesta protege el cuerpo preparándolo para reaccionar rápidamente, de modo que pueda sentir un aumento en la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Esto en pequeñas cantidades puede ser beneficioso ya que le ayuda a mantenerse concentrado y motivado para desempeñarse bien. Pero cuando la situación sigue disparándose día tras día, lo que sí hace es provocar varios problemas de salud. De ahí la importancia de aprender a controlar el estrés, comenzando por prestar atención a las causas, practicando formas de relajarse y mantener un estilo de vida más saludable.

1-Corazón y pulmones

Las hormonas del estrés pueden afectar significativamente los sistemas cardiovascular y respiratorio. Bueno, en esa situación, terminas respirando más rápido en un esfuerzo por distribuir rápidamente sangre rica en oxígeno por todo tu cuerpo. Por lo tanto, si padece un problema respiratorio, la respiración puede volverse más difícil.

También hace que los vasos sanguíneos se contraigan y desvíen más oxígeno a los músculos, aumentando la fuerza para actuar, pero elevando la presión arterial. Esto influye en los riesgos de accidente cerebrovascular o ataque cardíaco.

dos-Estómago

Este nivel de hormonas, el aumento de la respiración y la frecuencia cardíaca también pueden afectar el sistema digestivo, aumentando la probabilidad de acidez o reflujo ácido. También aumenta el riesgo de desarrollar úlceras o agravar las existentes, de la misma forma que afecta la forma en que se mueven los alimentos. Es probable que experimente estreñimiento, diarrea, náuseas, vómitos y dolor de estómago.

3 cerebros

El estrés impide que la mente se pueda relajar, lo que provoca la interrupción de los hábitos de sueño, esta privación de un buen descanso nocturno afecta el funcionamiento del cerebro, con él los procesos de pensamiento. El estrés continuo también puede aumentar la probabilidad de depresión, ansiedad y otros problemas de salud mental.

4-Piel y ojos

El estrés provoca que el organismo reaccione con una respuesta inflamatoria que puede provocar la obstrucción de los poros, esto favorece el enrojecimiento, la acumulación de sebo y aumenta la probabilidad de padecer acné. El estrés excesivo también puede causar temblores oculares, ya que puede excitar un pequeño músculo que ayuda a levantar los párpados.

5-Sistema reproductor

El estrés a corto plazo puede hacer que los hombres produzcan más testosterona, pero no dura mucho. Por otro lado, si continúa durante períodos prolongados, los niveles de testosterona pueden comenzar a disminuir. Lo que interfiere con la producción de espermatozoides puede incluso provocar disfunción eréctil, además de aumentar el riesgo de infecciones. En las mujeres, el ciclo menstrual puede verse afectado, haciendo que los períodos sean irregulares, dolorosos o abundantes.

¿De que otros efectos del estrés en su cuerpo?

El estrés constante también debilita el sistema inmunológico y, por lo tanto, reduce la respuesta del cuerpo a los agentes invasores. En general, aquellas personas que experimentan altos niveles de estrés en su vida diaria son más propensas a enfermedades virales.

Por ejemplo, la gripe o el resfriado común, además de aumentar el tiempo de recuperación de lesiones o enfermedades. También reduce la posibilidad de que los músculos se relajen, provocando frecuentes dolores de espalda, hombros y cabeza que interfieren con el desempeño de las actividades diarias.

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: