5 meditaciones para tener mejores orgasmos

Karina Velasco creadora del método Yorgasmicy autor del libro “El futuro del sexo” nos dice que somos pura energía, pero a veces se estanca. Karina dice que debemos darnos la oportunidad de disfrutar seriamente de nuestra sexualidad, libres de tabúes y pensamientos que nos han retenido desde que éramos niños. Entonces estas meditaciones tomadas de Futuro del sexo Te ayudarán a relajarte, liberar esa energía, concentrarte en tu propio placer y vivir una vida más plena y feliz. Hecho de que. En el libro encontrará más meditaciones y cientos de consejos para explorar el placer como debería.

Este juguete sexual te dará orgasmos en tres minutos.

5 meditaciones para tener mejores orgasmos

1 Libérate de la energía acumulada

Este video te puede interesar

Karina dice que la energía orgásmica va más allá del placer físico y para que el placer se convierta en una fuente de transformación en tu ser y en la vida diaria, debemos estimular la energía de la vida. Para esta primera meditación, acuéstese y respire profundamente tres veces. Presta atención si notas dolor en alguna parte del cuerpo, respira y empieza a estimular un punto que genera placer. Cuando empieces a sentir, respira cinco veces e imagina mentalmente cómo ese bienestar que sientes se transmite a todo el cuerpo. Respire hondo de nuevo e imagine que el dolor que sintió al principio abandona su cuerpo. Respire hondo de nuevo, sienta alivio y abra los ojos.

2 Disfruta el placer

Sentado o acostado en una posición cómoda, cierre los ojos. Trate de relajar su cuerpo, respire profundamente cinco veces y preste atención a cómo se siente su cuerpo, mente y emociones. Ahora concéntrate en prestar atención a la sensación de la ropa en tu cuerpo, toma una pieza de fruta, observa su color como si la vieras por primera vez, tócala, frótala en tus labios, en tu piel y presta atención a la sensación. . Huele, mira y saborea poco a poco, mira si saliva más, como sabe; si hace frío, duro o blando y pasa el aguijón. Esto te ayudará a concentrarte en el presente, a veces cuando tenemos sexo, nuestra mente divaga y no disfrutamos de todas las sensaciones.

3 dura más en la cama

Para algunos hombres, o incluso para nosotros, suceden dos cosas: o tenemos un orgasmo demasiado rápido o tarda más de lo deseado, y eso se debe a que no nos estamos concentrando adecuadamente. Si termina demasiado rápido, cierre los ojos y respire hondo (puede hablar de esto con su pareja para que no se sorprenda) concentre su atención en otras sensaciones de su cuerpo; En cuanto a los pies, respire profundamente unas cuantas veces y abra los ojos. Si eso no funciona o si quieres que dure más, empieza a pensar por un momento que estás jugando en el agua.

4 Ritual de amor propio

Como ya hemos dicho, entregarse a uno mismo no está mal, aunque tengas pareja, nunca te peleas. Jugar es una forma de saber que te gusta, el problema es que a veces ni siquiera tenemos tiempo para conocernos. Esta meditación es para celebrar quién eres y darte un momento para ti. Para empezar, date un baño caliente y relájate. Cuando termines, en un lugar cómodo donde puedas desnudarte, pon un espejo frente a ti, mira tu vagina, tus labios internos y externos, tu vulva, tu clítoris, todo. Es tu cuerpo, no hay nada de qué avergonzarse, tenemos que aprender a sentirnos bien con nosotros mismos para que alguien más pueda hacerlo. Sigue mirando con curiosidad, explora y toca durante cinco minutos. Cierra los ojos, agradece a tu cuerpo por estar sano y por el placer que es capaz de darte. Respire hondo y abra los ojos.

5 fuego

Karina dice algo muy importante “Debemos entender que el sexo es vida y que la vida es sexo”, libera tu mente, mereces ser libre, mereces sentir placer y disfrutar tu cuerpo. Los orgasmos dependen no solo de los genitales, ¡sino de tu mente! Para comenzar esta meditación para mejores orgasmos, acuéstese, doble las rodillas, respire profundamente tres veces y relaje su cuerpo. Observa tus caderas, pelvis, glúteos, busto, etc., hasta llegar al cuello. Comienza a imaginar una chispa de fuego que se eleva en tu útero y cómo poco a poco este fuego se va haciendo más intenso y recorre tu cuerpo mientras te da placer. Respira y sigue imaginando ese fuego. Siente si sube la temperatura o si empiezas a sentir placer en alguna parte del cuerpo. Ahora mira como ese fuego intenso quema esas creencias que tienes, esos miedos al placer y desaparecen. Estás libre y lleno de placer, amplíalo a todo tu cuerpo, respira tres veces y abre los ojos.

El coco: la posición sexual para tener orgasmos con las caderas

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: