3 secretos para tener un vientre plano

Tener un estómago plano no es algo que suceda de la noche a la mañana, pero tampoco debe considerarse una tarea imposible de hacer. Es un proceso que requiere cambios importantes en la dieta y el estilo de vida actual, ya que no existen curas milagrosas. Es un conjunto de decisiones que benefician a tu organismo tanto en apariencia como en condiciones de salud. Lo que puede hacer más fácilmente es reducir la hinchazón evitando ciertos alimentos, como productos lácteos, legumbres y verduras crucíferas. Al adoptar estos 3 consejos básicos que verás a continuación y ser disciplinado a la hora de cumplirlos en el día a día, lo más seguro es que lograrás las metas propuestas.

1-Controla tus hábitos alimenticios

No puede esperar transformar su cuerpo sin la presencia de una nutrición de calidad, esta es la clave para suavizar su abdomen. Es fundamental deshacerse de los alimentos procesados, la comida rápida o comida chatarra y los refrescos. Al igual que cualquier producto que tenga exceso de azúcar y sodio, recuerde que a menudo están ocultos, por lo que debe considerar revisar las etiquetas de lo que se lleva a casa. Elija alimentos integrales como verduras, frutas, carnes magras y grasas saludables para el corazón.

Afortunadamente, hoy en día existe una gran variedad de ideas a la hora de crear platos deliciosos, pero equilibrados, que generen saciedad, sean atractivos y saludables. No tienen por qué ser aburridos y pasar hambre con dietas excesivamente restrictivas, se trata de aprender a comer sin poner en riesgo su bienestar. Agregue a eso otros hábitos, como beber mucha agua para evitar una mayor hinchazón y acelerar su metabolismo. Además, duerma lo suficiente por la noche, limite el alcohol y controle sus niveles de estrés.

2-Céntrate en entrenamientos intensos para todo el cuerpo

Es muy difícil conseguir el abdomen que deseas mediante ejercicios específicos en esta zona si hay una capa de grasa entre ellos. Todo comienza con ejercicios en los que puedes trabajar varios grupos de músculos al mismo tiempo, lo que termina en más calorías quemadas y pérdida total de grasa corporal. Idealmente, debería hacerlo en un nivel más desafiante y sin pasar horas en un gimnasio.

Por ejemplo, HIIT o entrenamiento en intervalos de alta intensidad es una gran opción, puedes correr, saltar, montar en bicicleta o realizar un grupo de ejercicios vigorosamente con un breve descanso. En otras palabras, implica breves ráfagas de movimiento intenso que se alternan con períodos de recuperación a un ritmo moderado. Suele durar de 10 a 30 minutos. Pero si es un principiante, también puede cambiar su rutina caminando a paso rápido durante al menos 30 a 40 minutos al día.

3-Fortalece tu núcleo

La realización de ejercicios que se centren un poco más en esta área es el complemento perfecto para tener una fórmula ganadora. Entre los que destaca la plancha, plancha o plancha, es un movimiento básico pero efectivo que permite fortalecer el core mediante el trabajo de varios de los músculos que allí se encuentran. Cuando el core es fuerte, de la misma manera todo tu cuerpo estará en forma, ya que mejora el equilibrio, trabaja en la espalda, pecho y piernas.

Asimismo, existen variaciones de este ejercicio para intentar incrementar la intensidad durante cada entrenamiento. Descubrirás que, con el tiempo, te sentirás más seguro de tu figura. Otros ejercicios a incluir son: abdominales en bicicleta, abdominales de pie, postura de bote, escalador, crunch inverso y giro ruso, la mayoría no requieren ningún equipo especial y se realizan en cualquier lugar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: