Hoy hacemos albóndigas de pollo en salsa, una receta muy sencilla que tendrás lista para servir en poco más de media hora y que disfrutará toda la familia. Si solo necesitas hacer la guarnición, por ejemplo unas patatas fritas, un puré o un simple arroz blanco, son lujosos y tendrás una comida completa y muy nutritiva lista en un tiempo récord.

La carne de pollo es una de esas cosas que casi todo el mundo tiene en el congelador de forma habitual y que podemos utilizar en cualquier momento, por lo que es una receta muy práctica para tener siempre a mano y además fácil y económica.

Las recetas de albóndigas en general suelen ser una apuesta segura, pero también son mucho más ligeras y digestivas, porque al hacerlas con carne de pollo son más blandas y fáciles de digerir que si usamos carnes rojas, que son todas ventajas.

Para hacerlos más sabrosos, suelo agregar tocino (tocino, tocino, tocino o tocino) pero si no quieres simplemente agregar otros 100 g de pollo deshuesado, uso pechuga, pero también puedes usar muslos deshuesados ​​y sin piel.

Ingredientes para 4 personas

  • 250g de pechuga de pollo
  • 100 g de tocino
  • 60g de pan rallado
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • un puñado de perejil
  • 1 cucharada de harina
  • 1/2 cucharada de sal
  • Pimienta al gusto
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 600ml de agua o caldo de pollo

Cómo hacer albóndigas de pollo con salsa

  1. Para hacer las albóndigas de pollo, comenzamos picando el ajo.
  2. Luego cortamos la cebolla finamente.
  3. Ponemos el pollo picado y el tocino en el robot de cocina y cortamos. SI no tiene este utensilio, puede pedirle a su carnicero que lo haga por usted.
  4. Cortamos el perejil.
  5. En un bol colocar la carne picada, la mitad del ajo picado, el perejil, la pimienta, la sal, el pan rallado y el huevo.
  6. Amasar hasta obtener una masa homogénea bien integrada.
  7. Luego formamos las albóndigas, asegurándonos de que todas tengan aproximadamente el mismo tamaño.
  8. Luego pasamos por la harina.
  9. Freímos en abundante aceite y cuando esté ligeramente dorado lo retiramos a un plato sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  10. Hacemos la salsa, para eso ponemos una sartén al fuego con un par de cucharadas de aceite. Agrega la otra mitad del ajo picado y cocina a fuego medio hasta que el ajo comience a bailar, cuando agregamos la cebolla y cocinamos hasta que esté ligeramente dorado.
  11. Luego añadimos la harina y dejamos cocer un minuto, revolviendo de vez en cuando para que no se queme.
  12. Pasado ese tiempo, añadimos el pimentón y removemos. Inmediatamente añadimos el caldo de pollo y subimos el fuego al máximo.
  13. Tan pronto como la salsa comience a hervir, baje a fuego medio y agregue las albóndigas. Cocinamos 25 minutos.

Y ya tendremos listas para servir unas riquísimas albóndigas de pollo en la salsa.