18 hábitos para prevenir la obesidad en los niños

La obesidad no es solo un problema de adultos, cada vez son más los niños que padecen este problema de salud e interfiere seriamente en su calidad de vida. Por eso, es sumamente importante que los padres o tutores conozcan sus hábitos para que estén sanos, comenzando por el ejemplo. Procura que la comida sea de calidad, pero a la vez atractiva y sabrosa para ellos, además de realizar actividades para que mantengan el cuerpo en movimiento.

1-Reducir el tiempo de uso

Durante este tiempo es bastante común que los niños pasen la mayor parte de su tiempo libre frente a la televisión o al celular, lo que provoca un estilo de vida sedentario y no trae beneficios a la salud de nadie, ya que aumentan la posibilidad de tener que estar con él. sobrepeso u obesidad. Intente limitar el uso de estas herramientas a un máximo de 1 a 2 horas; en su lugar, cree espacios divertidos para que puedan disfrutar de su tiempo jugando o practicando un deporte que les llame la atención.

dos-Límite de productos nocivos para la salud en la cocina

Es importante que cuando vayas al supermercado a comprar alimentos nutritivos, porque si llevas otro tipo de productos es más probable que los consumas cuando la tentación está presente. Intenta llenar la heladera con frutas y verduras listas para comer, guarda las golosinas para situaciones especiales, recuerda que no es necesario prohibirlas, ya que son niños y también necesitan variar el menú de vez en cuando.

3-Asegúrate de que duerman bien

Un sueño de calidad es necesario para que el cuerpo funcione correctamente. Muchas investigaciones han relacionado las pocas horas de sueño con el aumento de peso en niños y adultos. La falta de sueño provoca somnolencia durante el día, por lo que son menos activos.

Incluso puede cambiar las hormonas que controlan su apetito, haciéndolo sentir más hambriento. Crea rutinas para conciliar el sueño temprano según la edad, por lo general los niños menores de 5 años deben dormir 11 horas y al menos 10 horas hasta los 10 años, en adelante con un mínimo de 9 horas.

4-Desarrollar hábitos comida saludable

Recuerde que una buena dieta debe incluir muchas frutas y verduras que aporten una gran cantidad de vitaminas y minerales. También los productos integrales, los productos lácteos bajos en grasa, las carnes magras, las aves y el pescado, así como las verduras para obtener proteínas. Asimismo, ten en cuenta las porciones, ya que los niños no necesitan la misma cantidad de calorías que los adultos, por lo que el plato debe ser más pequeño.

5-Incluir aquellos hábitos saludable para toda la familia

El ejemplo es la mejor manera de enseñarles a los niños cualquier cosa, ya que no tiene sentido hablar con ellos sobre hábitos saludables cuando nadie come alimentos de calidad con frecuencia o se levanta del sofá. Entonces, si quieres que coman bien y sigan así a medida que crecen, todos los miembros de la familia deben adoptar los mismos hábitos sin excusa.

6-enseñar Comer despacio

El momento para degustar la comida debe ser único, así que evita distracciones y enséñale a comer despacio tanto con palabras como con el ejemplo, ya que debes involucrarte en tus rutinas. Pues esto mejora la digestión y su relación con la comida, de la misma forma que incentiva a comer solo cuando se tiene hambre.

7-Tratar PAGSreparar platos divertidos

Recuerde que los niños son más receptivos a los juegos que a cualquier otra cosa, así que trate de hacer que sus platos sean llamativos en términos de colores y formas. Incluso puede vincular una historia para despertar la curiosidad y el interés por estos alimentos nutritivos. Asimismo, crea diferentes recetas para que puedan consumir tus verduras sin darse cuenta y salir de la monotonía.

8-Rampa arriba relaciones iniciales con la comida saludable

Es importante que desde temprana edad brinde a sus hijos la oportunidad de experimentar los sabores de diferentes alimentos, entre los que destacan las frutas y verduras. Intente que los platos sean lo más naturales posible para que tengan un sabor real y continúen teniendo hábitos alimenticios saludables a medida que crecen.

9-Incorporar actividad físico Divertido

El ejercicio es fundamental para mantener un peso saludable y mejorar las condiciones de salud en general, trate de mantener a los niños activos para reducir el tiempo sedentario. Por ejemplo, puede crear actividades familiares en las que se le invite a moverse, pero no a través de ejercicios tradicionales. Intente pasear al perro, ir al parque, andar en bicicleta, saltar la cuerda o hacer un juego creativo en el patio.

10-Bebe mucha agua

Al igual que el sueño, una hidratación adecuada es fundamental para el buen funcionamiento del organismo durante todo el día. También puede ayudar a promover la saciedad y reemplazar el consumo de bebidas azucaradas, que son adictivas y perjudiciales para la salud de cualquier persona. Por lo tanto, no olvide poner agua en su mochila cada vez que salga de la casa, así como mantenerla a la vista en el refrigerador.

once-Preparar bocadillos saludables

Ofrecer botanas de calidad requiere que las prepares en casa, ya sea al gusto o para llevar al colegio, reduciendo así la posibilidad de consumir productos cero nutritivos. Sea creativo para crear comidas deliciosas, pruebe plátanos horneados o chips de manzana, muffins con sus frutas o verduras favoritas, palitos de verduras con salsa cremosa casera, sándwiches, etc.

12-Ofrece un desayuno completo

Recuerda que es la primera comida del día y una de las más importantes, así que evita dar cereales refinados donde se altera la calidad nutricional. Opta por alimentos integrales, como avena, trigo integral o centeno, también reduce el consumo de embutidos. Un buen desayuno debe ser equilibrado, aportar energía además de ayudar a favorecer la saciedad.

13-Cocine los alimentos correctamente saludable

La forma en que preparas la comida también influye en el mantenimiento de un peso saludable, así que limita la fritura y la pasta. En cambio, aumenta la preparación de recetas al vapor, al horno o de forma tradicional cuando se cocina en agua. Entonces también puedes crear platos deliciosos.

14-Guardia Bueno Comunicación

El diálogo es la base para crear fuertes lazos en la familia, ya que la salud emocional es parte fundamental a la hora de querer que mantengan hábitos saludables. Además, al comunicarte con frecuencia podrás saber qué le gusta y qué no le gusta, qué quiere experimentar durante la semana, ya que su opinión es fundamental para sentirse cómodo con lo que está consumiendo.

15-Crea el mejor ambiente para cada comida

Cuanto más agradable es el momento en el que te relacionas con la comida, mayor es tu interés, aquí es importante que puedas comer en familia y en un ambiente cariñoso. En otras palabras, evite temas que puedan crear un conflicto durante el desayuno, el almuerzo o la cena. Invítalos también a cocinar contigo, para que desarrollen diferentes habilidades y sean los protagonistas de tu propio plato, por lo que es poco probable que se nieguen a comerlo.

16-Prueba nuevos sabores

También es importante ofrecer al niño variedad de sabores, colores y olores para que pueda disfrutar de las diferentes opciones que ofrece la naturaleza y no contentarse con algunos alimentos que pueden resultar aburridos. Asimismo, recuerda que los menús deben ser equilibrados, es decir, deben comer un poco de todo, pero de forma ordenada.

17-Evita las dietas drástico

Los excesos no son buenos para nadie y menos para los niños, así que evita a toda costa dietas que reduzcan considerablemente la cantidad de comida o que cambien la dieta de forma sorprendente, si ya existen problemas de peso debes consultar a un médico para evaluar la situación y los próximos pasos. Recuerda que están creciendo y por tanto necesitan obtener los nutrientes necesarios.

18-Disfruta máximo el escenario lactancia

Ofrecerle a tu hijo el consumo de leche materna durante los primeros 6 meses le aporta los nutrientes necesarios para su desarrollo y crea importantes lazos emocionales. Esto también puede ayudar a reducir el riesgo de obesidad infantil, así como complementar su dieta durante el primer año de vida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: