La hinchazón y el dolor de estómago son problemas comunes causados ​​por diferentes alimentos incluidos en la dieta que es posible que deba evitar en ciertos momentos para evitar que la situación empeore. Por ejemplo, en la cena es importante tratar de mantener la comida ligera, de lo contrario puede afectar la calidad del sueño al no tener una digestión adecuada. Es probable que estos síntomas persistan hasta el día siguiente e influyan en sus niveles de energía para realizar sus actividades diarias. Estos son algunos de los alimentos que no se recomiendan para el consumo justo antes de acostarse, aunque cada organismo reacciona de forma diferente, lo mejor es evitarlos para favorecer un adecuado descanso.

1-Frijoles

Son una buena fuente de proteínas, fibras, vitaminas y minerales, además de ser muy versátiles y económicos. Pero también contienen azúcares llamados alfa-galactósidos que forman parte de un grupo de carbohidratos llamados FODMAP. Estos escapan a la digestión y son fermentados por bacterias en el colon. Esto puede causar molestias, especialmente en quienes padecen el síndrome del intestino irritable. Algunos síntomas son hinchazón, flatulencia y dolor abdominal.

2 lentejas

Son otra leguminosa rica en proteínas, fibra, carbohidratos saludables y minerales como hierro, cobre y magnesio. Pero también pueden causar hinchazón, especialmente en personas sensibles al contenido de fibra. Al igual que los frijoles, contienen FODMAP que contribuyen a la producción excesiva de gases y a la hinchazón abdominal. Trate de remojarlos y durante todo el día para que sean más fáciles de digerir. Las lentejas de colores claros contienen menos fibra en comparación con las oscuras, por lo que pueden causar menos inflamación.

3 bebidas carbonatadas

Son una causa muy común de hinchazón, esto se debe a las grandes cantidades de gas que acabas consumiendo. Parte de este gas queda atrapado en el sistema digestivo, lo que provoca molestias en la zona y posibles calambres que afectarán tu noche. Lo mejor es acompañar los platos con agua o un poco de té. Además, la mayoría contiene una gran cantidad de azúcar que perjudica el proceso de pérdida de peso y sus condiciones generales de salud.

4-alcohol

La cerveza es una de las más consumidas, pero puede provocar ataques de hinchazón en cualquier momento del día. Porque es una bebida carbonatada elaborada con carbohidratos fermentables como cebada, maíz, trigo y arroz, además de levadura y agua. Los gases y estos tipos de carbohidratos son dos elementos conocidos por causar inflamación. Nuevamente, opta por consumir agua o acompañar las comidas con pequeñas cantidades de vino tinto o blanco que no interfieran tanto con tu salud.

5 sellos crucífero

Este grupo incluye brócoli, coliflor, repollo y coles de Bruselas. Aunque son muy saludables, ya que aportan al organismo hierro, potasio, vitamina C, vitamina K y fibra, también contienen FODMAP que pueden provocar hinchazón en muchas personas. Cocine y consuma durante el día, otras opciones serían espinaca, lechuga, pepino, calabacín y boniato.

6 cebollas

Su sabor único los convierte en un elemento básico en la cocina a la hora de preparar guisos y ensaladas, por lo general se comen en pequeñas cantidades y no deben causar ningún daño. Sin embargo, son una fuente de fructanos, estas fibras solubles pueden causar hinchazón, algunas personas también pueden ser sensibles a otros compuestos en la cebolla cruda. Procura no ser un elemento abundante en el plato, así como puedes utilizar hierbas frescas y especias como alternativa para evitar estas molestias digestivas.

7-cebada

Es un cereal rico en fibra, vitaminas y minerales que lo convierten en un alimento muy nutritivo, pero también puede provocar hinchazón en personas que no están familiarizadas con el alto contenido en fibra. Además, contiene gluten que puede ser perjudicial para la salud de quienes son intolerantes, al igual que se debe evitar el centeno. Algunas opciones sustitutivas pueden ser arroz integral o quinua.

8-comida chatarra

No es una buena opción en ningún momento del día, ya que solo aportan azúcares refinados y carbohidratos de rápida absorción que sobrecargan el estómago y no permiten una correcta digestión. Recuerde que no aportan los nutrientes necesarios para mantener el equilibrio en su dieta cuando se trata de mantenerse saludable. Así que trata de limitar tu consumo de hamburguesas, patatas fritas, pizzas y productos similares. Dedique tiempo a preparar comidas caseras nutritivas en porciones moderadas.

9 manzanas

Son una buena fuente de fibra, vitamina C y antioxidantes que benefician la salud, razón por la cual son tan populares en todo el mundo. Sin embargo, pueden causar hinchazón y síntomas similares debido a la fructosa y la fibra, ya que pueden fermentar en el intestino, provocando gases e hinchazón. Se dice que las manzanas cocidas son más fáciles de digerir que las manzanas frescas, así que intente comer su fruta en el desayuno o como un bocadillo saludable a media mañana.

10-picante

Este tipo de alimentos puede causar irritación y agravar la situación si tu sistema digestivo es sensible, provocando gases y reflujo. Especialmente cuando te acuestas después de cenar. El ajo es otro alimento que puede causar malestar en algunas personas, provocando hinchazón, eructos y gases debido a los fructanos.

11-carne roja

Son alimentos de difícil digestión, ya que contienen gran cantidad de grasas saturadas, proteínas y sodio, por lo que es recomendable no consumir una buena ración antes de acostarse. De esta forma evitarás molestias. Elige otro tipo de carnes con bajo contenido en grasas que favorezcan la saciedad y aporten buenos nutrientes al organismo al consumir cantidades moderadas.

12 productos productos lácteos

Son una variedad de alimentos ricos en proteínas y calcio, pero cada vez más personas son incapaces de descomponer la lactosa, que es el azúcar presente en la leche. Por tanto, puede provocar problemas digestivos como hinchazón, calambres, gases y diarrea en cualquier momento del día. Afortunadamente, en la actualidad existen muchas alternativas, como la leche de coco, las almendras, la soja y el arroz.

ARTÍCULOS RELACIONADOS