11 Plantas que Mejoran Tu Salud, Tu Piel, Tu Memoria, Tus Articulaciones y más de 50 enfermedades

En el vídeo de hoy, te daré a conocer 11 plantas que todo el mundo debería tener en casa, o al menos una de ellas, que te cambiará la vida.

Pero antes, dime desde qué país nos estás viendo, así sabremos en qué región son más visitados nuestros vídeos.

Puedes aprovechar los beneficios de esta planta de manera sencilla, y esta vez te mostraré cómo hacerlo. Te aseguro que querrás compartir esta información con todos tus amigos.

Mi abuela de 80 años se ha mantenido notablemente sana gracias al uso de estas 11 plantas, y ahora quiero transmitírselas a todos ustedes.

Con el uso de estas plantas se puede conseguir mejorar la memoria, combatir los dolores de cabeza, aliviar el estrés, la ansiedad, mejorar la tos, aumentar la inmunidad, prevenir el cáncer, ayudar a perder peso, combatir los hongos de las uñas, proteger la salud del hígado, controlar la diabetes, proteger la salud del corazón, regular la presión arterial, ayudar a regular el colesterol; la ronquera entre otras muchas afecciones.

Las plantas de las que hablaremos hoy son la menta, la hierbabuena, el orégano, el romero, la albahaca, el aloe vera, el jengibre, el eucalipto, el ajo, el tomillo y la hierba de limón.

Cuéntame si has probado alguna de estas plantas antes y cómo han ayudado a tu salud.

Ahora presta atención porque te voy a explicar para qué sirve cada planta en particular y cómo utilizarlas correctamente.

1. Empecemos hablando del romero.

El té de romero es conocido por su sabor, aroma y beneficios para la salud, como mejorar la digestión, aliviar los dolores de cabeza y combatir la fatiga frecuente. Es un gran antibiótico natural. Es un excelente diurético, combate la fatiga mental, protege la salud del hígado mejorando su funcionamiento. Ayuda a controlar la diabetes, combate la inflamación, mejora la circulación, ayuda a combatir el cáncer y puede ayudar al crecimiento del cabello.

Cómo preparar un té de romero

Añada 5 g de hojas secas de romero a 150 ml de agua hirviendo y déjelo reposar durante 10 minutos. Colar y beber sin endulzar, de 3 a 4 veces al día.

2. Ahora hablemos del orégano.

Esta planta ayuda a reducir la inflamación porque contiene la sustancia carvacrol. Previene el cáncer: es rico en antioxidantes, como el carvacrol y el timol. Combate algunos tipos de virus y bacterias: que pueden causar infecciones como resfriados y gripe. Favorece la pérdida de peso.

Combate los hongos de las uñas: porque tiene propiedades antifúngicas; Refuerza el sistema inmunitario: porque es rico en vitamina A y carotenos. También calma las vías respiratorias.

Para preparar la infusión, debes hacer lo siguiente: Colocar una cucharada de orégano seco en 1 taza de agua hirviendo y dejarla reposar durante 10 minutos. Luego cuela y bebe de 2 a 3 veces al día.

3. Ahora, conozcamos para qué es buena la menta.

La menta es rica en vitaminas A y C, hierro, calcio, fósforo, potasio, antioxidantes y propiedades estimulantes del sistema inmunológico. Por lo tanto, esta planta es útil para:

Aliviar los gases intestinales, Facilitar la digestión y disminuir la acidez, Ayudar a aliviar la fiebre, Combatir el dolor de cabeza, Disminuir los síntomas de estrés, ansiedad y agitación, y actuar como antiséptico.

Para preparar un té de menta, coloca tres cucharadas de hojas secas de menta en 250 ml de agua hirviendo.

4. Veamos ahora cuál es el uso de la albahaca.

Esta planta ayuda en el tratamiento de la tos, la flema; las heridas; los problemas estomacales; la falta de apetito; los gases; la aftosa; el dolor de garganta; la ronquera; la amigdalitis; las náuseas; las verrugas, la presión en el vientre; los cólicos; la ansiedad; el insomnio; la migraña y las picaduras de insectos.

Añadir diez hojas de albahaca en 1 taza de agua hirviendo. Dejar reposar 5 minutos, colar y beber.

5. Hablamos de la menta.

La menta se puede utilizar para varias aplicaciones y se puede utilizar para tratar los siguientes casos:

Problemas estomacales, gastritis, mala digestión, náuseas y vómitos. Problemas de piel, picores y urticaria. Gases excesivos e intestino irritable. Dolor muscular, dolor nervioso e inflamación. Dolores de cabeza y migrañas. Tos, resfriado común, ayuda a limpiar los pulmones, a calmar la irritación de la garganta, a reducir la tos y a desatascar la nariz. Problemas bucales, alivia la hinchazón del cuerpo, ya que asienta, refresca y estimula la circulación sanguínea.

La menta puede utilizarse en forma de té con hojas frescas, secas o trituradas.

6. Hierba de limón.

Esta planta es rica en terpenos, flavonoides y compuestos fenólicos que proporcionan un efecto antioxidante. Por lo tanto, el uso de esta planta puede tener varios beneficios para la salud, entre ellos:

Mejora la digestión y trata los trastornos estomacales, Actúa como antiinflamatorio y analgésico, Protege la salud del corazón, ayuda a regular el colesterol, regula la presión arterial; Puede tener propiedades anticancerígenas, ya que es rica en antioxidantes. Disminuye la hinchazón, ya que tiene propiedades diuréticas, ayudando a eliminar el exceso de líquido del cuerpo. Alivia la gripe, reduce la tos, el asma y el exceso de secreciones, cuando se utiliza en aromaterapia.

Poner una cucharadita de las hojas picadas en una taza y cubrir con agua hirviendo. Colar y beber de 3 a 4 tazas al día.

7. Aloe o sábila.

El aloe vera ayuda a curar las afecciones de la piel y tiene un efecto astringente y digestivo. También favorece la absorción de nutrientes, ataca a las bacterias y aumenta las defensas. Además, su poder antiinflamatorio es alto.

8. Jengibre.

Esta planta tiene propiedades antibióticas y alivia las molestias causadas por la gripe y los resfriados. Es antioxidante, antiparasitario y antibacteriano. Los dolores musculares, de cabeza y de las articulaciones pueden desaparecer con el jengibre; para los mareos y las náuseas, también es eficaz.

9. Eucalipto.

Sus hojas se utilizan para frenar algunas enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio. Acelera la cicatrización y es un aliado para reducir las molestias causadas por el reumatismo.

10. Ajo.

No sólo aporta sabor a los alimentos. Además, en la medicina natural se utiliza para combatir la inflamación, mejorar las funciones inmunológicas. También previene la acción de las células cancerígenas y protege el corazón.

11. Finalmente, conozcamos la última planta, el Tomillo.

Es vital tenerla en casa por su concentración de vitaminas A y C, cobre, fibra dietética y magnesio. Con ella puedes tratar el dolor, la retención de líquidos, las molestias menstruales, la depresión, la resaca y las patologías bucales. Además, también refuerza la memoria y calma los nervios.

Para saber que has visto el vídeo hasta aquí, recuerda dejar tu opinión. Esta información es esencial, así que no la guardes sólo para ti y compártela con los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir