10 hábitos para estar más organizado con la comida

Sabemos que la comida es la forma más importante de agradecer y amar nuestro cuerpo, reconocemos que a veces no prestamos la atención necesaria al tipo de comida que tenemos, pero también nos comprometemos en varias ocasiones a mejorarla, a darle comida al cuerpo. Calidad y natural. Como entendemos todo esto y sin duda sucederá para la mayoría de nosotros, queremos compartir 10 hábitos que pueden ayudarnos a cambiar las malas prácticas y proporcionar a nuestro cuerpo una dieta saludable.

Mejorar los hábitos alimenticios puede ser un proceso largo, pero no es imposible, solo ser un poco más ordenado, planificar desde las compras hasta los preparativos, no tener miedo de preparar cosas nuevas e imitar recetas saludables; Hay varios factores que están ayudando a hacer esta transición.

Y si en algún momento sentimos que no podemos por el tiempo, porque estamos cansados, porque no sabemos qué comprar, porque preferimos comer algo rápido y fácil, siempre debemos recordar los beneficios de una alimentación saludable, recordar para qué sirve nuestro bienestar. ser, por salud y eso también puede convertirse en un acto de amor propio.

Entonces, prepare un bolígrafo y papel para tomar notas sobre estos 10 hábitos que seguramente lo ayudarán:

1. Desayuno:

Seguramente has escuchado que el desayuno es la comida más importante del día; por lo tanto, dele la importancia que requiere. Comenzar el día comiendo bien, de manera saludable y en buenas cantidades, le dará la energía necesaria para un descanso activo y saludable del día y la voluntad de continuar con otros hábitos.

2. Ir al mercado:

Comprar no puede ser una actividad aburrida, debe causar interés y despertar cierta emoción en ti; Por eso le recomendamos que lo haga conscientemente y, si es posible, con una lista en la mano, es mejor planificar lo que comprará y en qué cantidades, ya que elige lo que tendrá en la nevera para comer durante los próximos días.

3. Beber agua:

No olvides beber agua, es un hábito que no tenemos mucho en mente, pero que hará un cambio interno y externo significativo. Durante el día, puede tomar un termo con agua que lo acompaña a todas partes, para que esté constantemente hidratado, ya que lo ideal es beber 2 litros equivalentes a 8 vasos de agua por día.

4. Meriendas saludables:

Cuando compre alimentos, no se salte las meriendas, puede comprar fruta, galletas saludables o yogurt. Cualquier alimento que sea bueno para el cuerpo, que no se procese y que ayude a calmar el hambre entre comidas.

5. Cocine:

Para comer bien, debes aprender a cocinar bien. Aprender a cocinar requiere preparar platos saludables y comprender qué cantidades o porciones debe comer en cada comida. Sería bueno si te arriesgas más en la cocina, intentas preparar platos de recetas que ves o pruebas.

6. Varíe el menú:

Idealmente, evitar el aburrimiento y comer siempre lo mismo es aprender a variar el menú, lo que sugiere una variedad de sabores que nunca antes había comido.

7. colores:

La variedad de colores en nuestros platos también determina qué tan saludables son, ya que cuanto más colores tienen, significa que contienen más frutas y verduras que proporcionan vitaminas y nutrientes a su cuerpo.

8. Come despacio:

Aprender a comer despacio, saborear cada alimento, apreciar su aroma, textura, forma y sabores, es esencial para evitar comer más de lo que debería y causar indigestión.

9. Prepárate en casa:

No hay nada como preparar tu comida en casa; por lo tanto, si es posible, compre salchichas o alimentos procesados ​​llenos de conservantes. Será mejor si los prepara usted mismo y continúan conservando la cantidad de nutrientes naturales.

10. Planificación:

La clave más importante es la planificación, porque si adquieres este hábito, será más fácil realizar cada uno de los pasos mencionados anteriormente y también comenzarás a adquirir la necesidad de querer hacer tu mejor esfuerzo todo el tiempo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: